13: Embarazo

En este capítulo vemos a Tom mintiendo y a Bill sufriendo ¿cuál es la razón? La averiguaremos en unos flashbacks. Pongan atención y no juzguen hasta el final  >_<  Besos y gracias por leer.

Against Destiny” Fic Twc / Toll escrito por MizukyChan

Capítulo 13:  Embarazo

&   Flashback   &

¿Tom, puedes venir un momento? —preguntó  Eva, señalando la otra habitación.

Claro.

Ven, siéntate. —Esperó hasta que lo hizo y prosiguió—. Tom, no sé si te has dado cuenta, pero el hecho de que Bill esté embarazado es muy grave. Roy se encargará de explicarte lo de los trastornos físicos que Bill pasará, serán complicados, pero ese no es el mayor de los problemas.

Ni siquiera había considerado los peligros que mi pequeño, siendo hombre, sufrirá por el embarazo.

Pero ya te dije, eso no es lo peor.

¿Hay algo peor que su integridad física?

Está en peligro de muerte, Tom.

¡¿Qué?!

El concejo siempre ha sido la mayor autoridad en el mundo vampiro, si han continuado haciendo experimentos en secreto, quiere decir que son capaces de todo. Cuando se descubrió lo del espía, cayeron dos de los ancianos más poderosos de nuestra sociedad, pero hay otros, siempre los hay.   —Agregó con ironía.

¿Que tiene que ver Bill?

Yo te dije ese día, que el apellido Kaulitz salió en la asamblea. Eso los lleva directamente a la familia o supuesta familia de Bill. Descubrieron que no está muerto y lo están buscando, por eso ustedes están aquí en Leipzing.

Entonces, está a salvo aquí —dijo el lobo, tratando más que nada de convencerse a sí mismo.

No lo está, los vampiros son turbios, Tom, han hecho cosas horribles a través de la historia, se alimentan de gente para vivir, eso en sí es una maldad. Yo nunca he confiado en mi raza, y no lo haré ahora, lo único que me interesa es protegerlos a ambos, porque tú también eres especial, Tom. Pero para eso necesitamos ayuda.

¿De quién? Si no confías en los tuyos, entonces en quién confiar, yo soy fuerte, pero no me arriesgaré a poner a Bill y al bebé en peligro.

Exacto —intervino—, no podemos hacerlo solos. Los únicos seres que me han demostrado ser confiables son los hombres lobo.

Eso no es muy cierto, también hay lobos corruptos.  —Recordó al bastardo que abusó de su pelinegro.

¿Tom, tienes amigos, verdad?   ¿Otros patrulleros?

Sí, claro.

Debes escoger a tus más leales amigos y contarles la verdad. Que Bill es vampiro, que está embarazado y sobretodo, que el concejo lo está buscando.

Entiendo.

Bill sufrirá muchos cambios y no podrá ir a un hospital normal, necesitamos cuidarlo. Y si llega a haber un enfrentamiento, debemos proteger al bebé a toda costa, ¿está claro?

Completamente.

Una cosa más, Bill no debe enterarse de que está en la mira del concejo, eso solo lo alteraría y no queremos que nada lo distraiga de cuidar al niño.

Está bien.

Eso es todo, volvamos con los demás antes de que sospechen.

&   Fin flashback   &

 Esa semana había sido horrible para Tom, después del encuentro con Eva, había tenido que mentirle a Bill para hablar en privado con sus amigos sobre la situación que estaban viviendo, tal como Eva le había aconsejado.

Como era de esperarse, Andreas entendió todo y aceptó estar en guardia en caso de que ocurriera algo. También decidió continuar investigando los pasos del concejo, para estar al menos, un paso delante de ellos.

Georg comprendió el porqué de los ataques de Raymond y aceptó gustoso ayudar, pero en cuanto Tom le explicó sobre el embarazo de Bill, pidió su traslado a Leipzing de inmediato, diciendo que sería el padrino del niño apenas naciera y que estando tan lejos no podría asegurarse de que estuvieran a salvo. Además, se preocupó por su colega, ya que si le entregaba su energía vital a Bill en forma constante, él también quedaría desprotegido.

Tom también le contó todo a su supervisor de la patrulla, David, él entendió la importancia del bebé y la urgencia de mantener a Bill a salvo.

Sin embargo, no le contó a nadie que él también poseía esa clase de genes, porque no quería revelar que Bill y él… eran hermanos.

Ahora, solo le quedaba una persona con quien hablar.

 

&   Flashback 1   &

Bill por su parte, había notado que Tom estaba muy raro. Había oído susurros, conversaciones misteriosas, que luego negaba, por más que tratara, no lograba entender.

Sí, esta noche a las 8, te espero en el lugar de siempre, claro que no sabe, adiós —dijo el trenzado, cerrando su celular.

¿Cielo, con quién hablabas?  —preguntó Bill intrigado, pero quitándole importancia.

No es nada, hoy tengo turno en la patrulla llegaré tarde, adiós —dijo rápidamente y se fue.

El pelinegro se quedó un poco aturdido mirando la puerta, pero al reaccionar, cogió su teléfono y marcó.

Hola Andreas, a Tom se le quedó el teléfono y quiero saber si tendrá turno esta noche.

No, tiene libre toda la semana  —respondió el rubio.

Gracias Andy.

Adiós.

Lo sabía.   —Gruñó el moreno.

Pero aun así no entendía, porque Tom nunca le había mentido. «¿Qué estará pasando? ¿Acaso es por mí, estará con otra mujer porque yo estoy embarazado?» Se preguntó mentalmente y luego empuñó las manos, totalmente temeroso y siguió sufriendo.

Debe ser eso, le doy asco, porque me lo paso vomitando. Noooo, mi Tomi me prometió estar conmigo toda la vida. —Se puso a llorar—. Él me marcó, ¿por qué ahora quiere dejarme?

 

&   Flashback 2   &

Bill estaba en el baño vomitando hasta que vio sangre, asustado se preguntó ¿por qué le pasaba eso? ¿Por qué veía todo borroso? De pronto todo se hizo negro y escuchó un grito.

¡Dios mío, Bill!   —Tom lo cargó hasta la cama.

Tom, no me siento bien  —susurró apenas, el moreno.

¿Cielo, te duele?

No, pero no tengo fuerzas.

Te daré mi energía, tú solo relájate.  —El trenzado se sentó y abrazó a su esposo.

El vampiro podía sentir como su inmensa fuerza lo llenaba, incluso, cuando se sintió mejor ya no quería pararlo, ese poder era embriagador, como una droga. Pero fue el mismo Tom, quien se detuvo de golpe. Bill abrió los ojos y lo miró, tenía el rostro perlado de sudor.

¿Estás bien, cielo?   —preguntó preocupado el lobo.

Maravillosamente.

Bien, descansa ¿sí?   —Lo arropó y bajó a la sala.

Después de un rato Tom regresó y se acostó junto a Bill. No fue más que sentirlo cerca y toda la piel del pelinegro se electrificó, sintió mucho deseo… carnal.

El trenzado estaba recostado, dándole la espalda a su marido, así que fue él quien se  acercó y dirigió su mano hacia el miembro de su lobo.

Bill, no.

¿Por qué no, cielo?   —preguntó  sensualmente.

No estás bien, necesitas descansar.

Ya no quiero descansar, quiero jugar.

No, Bill.

Pero el vampiro continuó tocándolo y frotándose contra él.

Ya basta, Bill, contrólate.   —Gritó y se fue de la habitación.

Bill se quedó con la boca abierta. «Me gritó» Sintió unas ganas enormes de llorar. Tom nunca le había gritado. ¿Por qué no quería hacer el amor él? ¿Acaso sus sospechas eran ciertas y Tom tenía otra mujer?  En silencio, se puso a sollozar hasta que se durmió.

 

&   Flashback 3   &

Movido por sus sospechas, Bill aprovechó que Tom tomaba una ducha para revisar su celular.

Mensaje “tendremos que cambiar la cita para mañana. Dunja”

«¿Quién demonios es Dunja? Debe ser la amante, este mensaje es de ayer»

Anoche me dejaste sorprendida. Juntémonos mañana a almorzar. Dunja”.

«La dejó sorprendida anoche… lo hicieron, estoy seguro, porque anoche no quiso hacer el amor conmigo»  Soltó el teléfono y se puso a llorar.

 

¿Cariño, qué te pasa?  —preguntó el trenzado, saliendo del baño.

Pasa que ya no me quieres… porque estoy embarazado. —Lloró con toda su alma.

Claro que no, cielo. Te amo más que antes.

No, porque ahora vomito y estoy gordo —Bill respondió tontamente y siguió llorando.

Cielo, las náuseas son normales y no estás gordo. —El trenzado lo envolvió en un abrazo y le acarició la espalda.

Déjame con mi sufrimiento y vete a trabajar.  —Sin querer sentirse victimizado, el moreno lo apartó de su cuerpo.

No me iré hasta que estés bien, ven acá.  —Tom volvió a abrazarlo.

¿Por qué me pasó esto?  Yo soy hombre.  —Lloró en el pecho de su lobo.

Eres especial.

No quiero ser especial.

¿No quieres a mi bebé?   —preguntó Tom con la voz ronca y mirándolo serio.

No es eso, claro que quiero a nuestro hijo, pero… no quiero perderte.

Jajaja, pero cómo dices eso, no me perderás, llevas mi marca, ¿recuerdas? Estaremos juntos hasta la muerte. —El trenzado lo miró con tanta ternura, que Bill no pudo evitar sonreír.

¿Almuerzas conmigo hoy?

No puedo, debo hablar con Andy sobre algo de la patrulla. —respondió bajando la mirada. Estaba mintiendo penosamente. Se juntaría con la otra, pero esta vez, Bill lo iba a seguir.

Está bien, cielo.

De verdad, si no fuera tan importante te juro que vengo.

Entiendo.

Tom lo besó. Su beso seguía siendo cálido y lleno de amor. ¿Cómo podía amar a Bill y salir con otra mujer?

«Hoy me enfrentaré a esa “rompe hogares”»  Bill juró en su mente.

&   Fin flashback   &

 

Una vez que su marido se fue, Bill tomó un taxi y esperó fuera de la oficina de Tom. Al verlo salir, dijo con claridad.

Siga ese auto negro.   —Mandó  al chofer.

¿Infidelidad?   —preguntó el hombre mostrando empatía.

Solo confirmo una duda.

Al principio siempre es una duda. Pero le deseo suerte.

Se va a estacionar.

Lo dejaré un poco más allá para que no lo vea.

Gracias.

Suerte.  —El taxista pensó que el pelinegro era un hombre muy guapo que no merecía ser engañado.

Bill bajó del coche y se ubicó en un lugar estratégico, para no ser visto.

«¡Dios mío, no! Está con una mujer y… es mayor»  Quiso morderse las uñas, pero se abstuvo. Observó como la pareja conversaba animadamente. Ella en reiteradas ocasiones le tomó la mano y él solo sonreía.

«Dios, me quiero morir»  Estuvieron así un rato, hasta que sonó el celular  de Tom y se retiró. Bill se dirigió rápidamente a ella, antes de que se fuera y la encaró.

¿Quiero que me digas quién eres tú y qué relación tienes con Tom?

¿Bill, cierto?   —preguntó ella sin alterarse. Fue Bill quien se sorprendió ante su tranquilidad.

¿Cómo sabes quién soy?

Siéntate por favor. Soy Dunja.

¿Sé quién eres, cómo sabes tú quién soy yo?

Por tu enorme marca. Hueles a Tom a kilómetros de distancia.

Perfecto, eres una loba   —dijo irónicamente y se sentó en el lugar que antes ocupó el trenzado.

De hecho no, pero estar casada con un hombre lobo y haber sido marcada, me dan algo de experiencia para reconocer a otro marcado.

¿Estás casada?  ¿Y marcada?

Acaso no lo notas Bill, aunque mi marca no es tan fuerte como la tuya, deberías sentirme.

Yo… mi sentido del olfato… es muy malo. Pero entonces ¡¿por qué eres la amante de mi marido?!   —Exclamó casi gritando. Ella se echó a reír, desconcertándolo aún más.

Dios Bill, que gracia. —Siguió riendo—. ¿Cómo voy a ser amante de tu esposo, si él te adora?

¿Entonces por qué te juntas con él y le mandas mensajes?

Bueno… creo que no deberíamos ser presentados de esta forma, pero aquí voy… soy Dunja Hayes, esposa de David Hayes jefe de la patrulla.

Eso no lo explica   —Contra-atacó el chico.

Tom le contó a David sobre tu delicado estado y yo soy matrona, así que estaré al pendiente de ti y de tu embarazo.

¿Sabes que estoy embarazado?  —Ahora sí que Bill estaba sorprendido.

Y no solo eso, sé que eres vampiro y que gracias a tus genes vas a dar a luz a un bebé muy especial.

Por eso Tom estaba tan misterioso  —susurró, bajando la mirada, sintiéndose un tonto.

Él no quería preocuparte, pero al saber de mi oficio, quiso tener mi ayuda en todo lo relacionado con tu embarazo, de hecho me estuvo preguntando qué te pasó ayer que vomitaste sangre, estaba muy asustado, ¿sabes? Te ama tanto que se desespera al no poder ayudarte.

Ya veo, pero entonces ¿por qué no quiso hacer el amor conmigo? —preguntó casi en un susurro y sonrojándose.

¿El te dio su energía, verdad?

Sí.

¿Lo paraste al sentirte bien?

No.

Cuando se detuvo, ¿lo viste agitado?

Sí, se notaba un poco cansado.

Mira Bill, esto es muy personal. Estoy casada con un hombre lobo al igual que tú. Ellos son una raza muy orgullosa, sobretodo en el aspecto sexual, es como su lado animal. Si ellos sienten que no van a poder rendir, sexualmente hablando, entonces no iniciarán ningún movimiento. Preferirán quedarse con las ganas, que dejar el camino incompleto o dejar a su pareja insatisfecha, ¿me entiendes?

Entonces. ¿Tom estaba demasiado cansado anoche, por eso no quiso…?

Debes saber algo, Bill. Tom te dará su energía cada vez que tú lo necesites, pero para ti este también será un sufrimiento.

¿Por qué?

Porque para ti será como una droga, querrás más y más. Pero por el bien de Tom, deberás controlarte. Cuando te sientas bien, deberás ser tú quien pare a Tom.

¿Y si no lo hago?

Tom se debilitará y enfermará. Y tú sabes que los hombres lobo no deben ir a los hospitales. Además son tan obstinados que de seguro no dirá nada hasta que sea tarde.

Oh Dios, no puedo permitirlo.

Exacto. Debes cuidar a tu hombre, tanto como él te cuidará a ti. La mujer vampira con la que hablé.

¿Eva?

Sí ella, dijo que te enseñaría unos conjuros para adquirir energía de la naturaleza. Úsalos, solo usa la energía de Tom cuando sea realmente necesario.

Lo haré y… gracias.

No hay porqué.   —Ella sonrió—.   A propósito… ¿quieres hablar del bebé?

Me encantaría.

&

Estuvieron toda la tarde hablando sobre su estado y las cosas que le ocurrían a las embarazadas comunes. Bill aprendió mucho y de vuelta a casa, compró varias revistas sobre el tema.

Estaba tomando un vaso de leche, cuando sonó el timbre.

Georg, qué sorpresa. —Saludó el pelinegro, tratando de abrazar al castaño, pero venía con muchos paquetes.

Quería felicitar al futuro papá.

Gracias, ¿cómo te enteraste?

Tom me lo dijo y pues, pedí el traslado, llegué esta mañana. —Explicó rápidamente.

Tom debe estar por llegar, le agradará verte.

Pero cuéntame, ¿cuánto tiempo tienes?

La verdad no lo sé, el doctor Roy vendrá pasado mañana a hacerme un ultrasonido, tú sabes que no podemos ir al hospital.

Entiendo. Bill hablando muy en serio, si tienes cualquier problema o dolor raro, debes llamarme inmediatamente y aquí estaré. Yo no soy tan fuerte como Tom, pero si necesitas mi energía te la daré.

Gracias…  —susurró y se puso a llorar, cuando la puerta se abrió nuevamente.

¿Bill, estás bien?  ¿Georg?   ¿Qué ha pasado?

Estoy tan feliz —respondió el pelinegro sin parar de llorar—. Tengo amigos tan buenos.

Oh, mi amor.  —Más tranquilo, Tom lo abrazó con ternura.

Hombre, llegué esta mañana y vine a saludarlos y traje regalos.

Mira, Bill, regalos. —Tom intentó alegrarlo, pero cuando el moreno se acercó a las bolsas y siguió llorando al ver los pequeños trajecitos de bebé, la mayoría en color blanco.

Como aún no sabemos el sexo, pues escogí blanco. ¿Te gusta?  —indagó Georg.

Están preciosos, perdona mi llanto, creo que son las hormonas.

Sí, cielo, es eso  —dijo Tom, recordando las palabras de Dunja.

Más tarde, cenaron los tres y luego Georg se marchó.

 

Perdóname cielo por no haberte contado nada, lo hice pensando en tu bien. No quería preocuparte e hice exactamente lo opuesto —dijo Tom abrazando a su esposo en la cama.

Solo no me mientas ¿ok? Este día hice el ridículo pensando que tenías un amante.

¿Un amante? —El lobo se rió—. ¿Por qué iba a querer un amante si tengo al esposo más guapo del universo?

El vampiro le contó sobre sus sospechas contra Dunja y de cómo lo siguió y la enfrentó.

Ya deja de reírte.   —Pidió el moreno, haciendo un puchero.

Es que ¿yo y Dunja? Jajaja ella está marcada y yo también jajaja es completamente loco jajaja.

Ya… para…

Mi vida.  —Entre risas, besó a su vampiro—.  Jamás me cansaría de ti.

¿Y no te doy asco por estar embarazado y vomitar todas las mañanas?

Claro que no, creo que embarazado te ves más sexy.

Pero anoche no quisiste.

Pero esta noche… sí quiero… —Lo besó otra vez.

Entonces…apaga la luz.

&   Continuará   &

¿Quién se imaginó que en verdad Tom tenía un amante? Sólo el despistado de Bill >_<  Disculpen que me saliera todo el lado cursi en este capítulo, pero es que adoro cuando la pareja se reconcilia por sentir celos injustificados, es divertido. ¿Alguien quiere ver más síntomas del embarazo del vampiro? Pues a seguir leyendo y no olviden comentar. Sus palabras siempre me alegran la vida. Besos.

Escritora del fandom

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *