24: “Inseminación”

Bueno chicas, como menciona el título, hoy ocurre el proceso de la inseminación. ¿Creen que resulte y los chicos puedan ser padres? Pues los invito a investigar. Ya vamos en la recta final, capi 24 de 26.

Head Over Feet”

Capítulo 24: “Inseminación”

& Chantelle’s POV &

A penas estuve lista, me dirigí a la casa de los Trumper, si había algo que hacer para tener a Thomas conmigo, estaba dispuesta a todo.

—Hola, señora Simone. —Sonreí.

—Hola, querida niña, tengo muy buenas noticias.

—¿Se trata de Thomas, verdad? ¿No me diga que rompió con William? —Sí, ya sabía del amor de mi ex prometido por el otro chiquillo.

—No niña, ven a la sala. —Nos sentamos en los cómodos sillones y me dispuse a escuchar.

—Estoy ansiosa, cuénteme.

—Verás, a los chicos se les ocurrió formar una familia.

—¿Cómo?

—Quieren tener hijos.

—Eso es imposible —dije casi molesta.

—Tienen planes de alquilar un vientre.

—¿Cómo es eso?

—Le pagan a una chica para que se embarace de Tom.

—Ya veo… ¿y usted quiere que esa chica sea yo?

—Exacto. Además aprovecharías ese tiempo para conquistar a mi Tom y alejarlo de ese chiquillo marica.

—Señora Simone, yo amo a Tom, pero no estoy preparada para tener un hijo.

—Pero piensa, tener un hijo con Tom significa un lazo fuerte y para siempre. Y si dudas por como quedará tu cuerpo después del parto, pues yo misma te pago la liposucción.

—Viéndolo bajo esa perspectiva, creo que tiene razón. Una vez en su vida, embarazada o no, Tom no podrá resistirse a mis encantos.

—Claro que tengo razón. Toma, esta es la dirección de Tom, debes ir después de las seis, porque antes están en la empresa.

—Muchas gracias, señora Simone.

—Dime solo Simone, ya que por fin serás parte de esta familia.

—Está bien, Simone.

.

Esa misma tarde me presenté en el departamento de Tom. Toqué el timbre, y él se sorprendió al verme.

—Hola Thomas. —Saludé—. ¿Me dejas entrar?

—¿Nos conocemos? —Preguntó aun en la puerta.

—Soy Chantelle Stevenson, nuestros padres nos comprometieron una vez. —Él pareció recordar.

—¿Y qué haces aquí?

—¿Quién es amor? —Se oyó una voz encaminándose hacia la puerta.

—Billy, no estoy seguro —respondió cuando se puso a su lado.

—William, soy Chantelle Stevenson, vengo porque les quiero alquilar el vientre. —El rostro del moreno se llenó de sorpresa y alegría, mientras Tom me veía con desconfianza.

—¡Ah, Dios mío! ¿Te mandaron de la clínica? Pasa, pasa, ven siéntate. —Miré alrededor, era acogedor y había fotografías de los chicos, se veían muy felices, fruncí el ceño.

—La verdad es que no he ido a la clínica aún. Me enteré por Simone, la madre de Thomas, sobre sus planes y no pude menos que ofrecerme de voluntaria para esta experiencia tan maravillosa.

—Oh, wow —dijo el moreno sin dejar de sonreír.

—¿Quieres un jugo, Chantelle? —Preguntó el trenzado.

—Claro.

—¿Bill, me ayudas? Quiero darle tu especialidad, el riquísimo jugo de frutillas.

—Sí, cielo, hay que darle solo cosas naturales a la madre de nuestro hijo. —Se fueron a la cocina.

No puedo creer que William sea tan confiado, sin embargo debo tener mucho cuidado con Tom, porque pienso que él sospecha algo. De todos modos voy a tener bastante tiempo para separarlos y quedarme con el mejor partido del mercado, ese Thomas Trumper está como quiere y aunque tuvo este pequeño desliz con William, estoy seguro que sigue siendo un machote, ya estoy deseando tenerlo en mi cama ja, ja, ja.

& Tom’s POV &

Aquí hay gato encerrado, está mujer no tiene buenas intensiones y menos si está relacionada con mi madre, siento ser tan duro, pero ella odia a mi Billy y está dispuesta a hacer lo que sea por separarnos, lo que ella no sabe, es que estamos legalmente casados y no será tan fácil librarse de nuestra unión.

—Billy, mi amor. —Lo vi lavar las frutillas.

—¿Qué sucede, cielo?

—No quiero que te hagas muchas esperanzas con ella, creo que no es de los trigos muy limpios.

—¿De qué hablas? —Puso las frutillas en la juguera.

—La mandó mi madre y, ¿te acuerdas de ella en primer lugar?

—No, ¿acaso la conocemos?

—Ella es una de las gemelas Stevenson, que nuestros padres nos pusieron por novias, cuando nos fuimos a las Maldivas, ¿te acuerdas?

—¡Oh por Dios! ¿Ella era tu novia?

—Exacto, por eso creo que se trae algo entre manos.

—Pero eso pasó hace tanto, tal vez ni lo recuerde.

—Billucho, no seas ingenuo.

—Pero se ve sana y quiere colaborar…

—Billy…

—Al menos hablemos y según lo que nos diga, aceptamos o no, ¿qué te parece?

—¿Tanto quieres ese hijo?

—Como no tienes idea.

—Está bien —respondí resignado, nunca lo puedo contradecir.

—¿Llevemos los jugos?

—Sí, vamos. —Volvimos a la sala, ahora debía sacarle la verdad.

—Toma, Chantelle —Le ofreció mi moreno acercándole un vaso.

—Gracias —lo probó— Mhm, está delicioso.

—A Billy se le da muy bien la cocina —dije orgulloso, mi moreno se sonrojó.

—Bueno, ¿les puedo preguntar en qué consiste el alquilar un vientre?

—Verás —comenzó Billy— nosotros, Tom y yo, donaremos esperma y con ella se fecundará un óvulo.

—¿Será un óvulo mío?

—No, tú solo serás el recipiente del bebé, no la madre biológica.

—Pero si ustedes quieren, pueden usar mis óvulos.

—Es preferible que no —dije firme.

«Así que ese era el plan, apoderarse de nuestro hijo, maldita»

—Es para protegerte a ti del vínculo emocional que tendrás con el niño, si el bebé fuera tuyo, sería mucho más difícil desprenderte de él.

—Oh, tienes razón —dijo ella, pero estoy seguro que finge.

—¿Y cómo me pondrán al bebé?

—Serás inseminada, la clínica donde se hará el proceso, es la mejor en su campo —respondió mi niño feliz.

—Ya veo, ¿y cuándo lo haremos?

—Primero tendrán que revisarte en la clínica, para ver si eres compatible —expliqué, esperando que renunciara y se fuera.

—Entonces, iré mañana mismo.

—Bien, yo te acompañaré —dijo mi moreno dejándome a cuadros.

—Bueno chicos, nos vemos a las nueve en la clínica. —Se despidió y se fue, que alivio.

—¿Billy, puedes venir un momento?

—Claro amor, ¿qué sucede?

Estaba en la cocina lavando los vasos, cuando llegó—. ¿No te dije que tuvieras cuidado? Ahora te ofreciste hasta a acompañarla.

—Mira amor, mañana hablaré con el doctor Black y le preguntaré si ya hay otra candidata, si la hay, entonces rechazamos a Chantelle y listo.

—Y si no la hay, ¿la vas a aceptar?

—Eso dependerá de los exámenes y si habrá una nueva candidata pronto.

—¿Estás seguro, amor?

—Completamente, ya me di cuenta que te pone los nervios de punta.

—Es que no quiero que ella intente algo conmigo o peor contigo, y después tengamos problemas entre nosotros, no sería justo.

—Claro que no, además yo te amo y tengo plena confianza en ti.

—No es un asunto de confianza, yo sé que tú no me engañarías, ni yo a ti, pero no dejo de tener esa sensación de que es una trampa.

—Tranquilo, te quitaré esa sensación. ¿Vamos a la pieza? —Sugiere sensualmente.

—Claro. —Lo tomé en brazos y lo llevé a la cama.

.

& Bill’s POV &

Al día siguiente, me reuní con Chantelle y me quedé con ella hasta que la llevaron a una sala donde le practicarían los exámenes, aproveché ese momento para hablar con el doctor Black.

—William, me llevé una sorpresa al ver que traías tú mismo una chica.

—La verdad doctor, ella es una amiga y no quisiéramos abusar de su amistad, así que si hay otra chica disponible obviamente la escogeríamos.

—Verás William, en ese sentido estamos en problemas. No tenemos a nadie en estos momentos disponible para alquilar vientre, y si esperamos a que aparezca alguien, podríamos tardar meses, y si a eso le añadimos que sea compatible podrían pasar otros meses más.

—Ya veo. ¿Entonces, Chantelle es nuestra única esperanza?

—Si los resultados son favorables, sí… a menos que quieras esperar, claro está.

—No doctor, la verdad es que quiero que esto sea rápido, ya tengo 27 años y no quiero estar muy viejo para criar a mi hijo.

—Ja, ja, ja, eres muy joven aun William, pero esperemos un poco más, ya que en dos horas estarán los resultados, ve a acompañar a tu amiga.

—Sí, doctor y gracias por todo.

—A propósito, si todo sale bien, debes llamar a Thomas para que traiga su esperma, intentaré algo nuevo, para que sea sorpresa quien será el padre.

—Mejor no me de tecnicismos y haga lo que debe, doctor.

—Mejor así, las sorpresas son buenas.

Me despedí del hombre y fui a la habitación donde estaba Chantelle, tenía algunos cables conectados y unas agujas.

—¿Te duele? —Le acaricié el cabello, ella se estremeció.

—No, pero no estoy acostumbrada al dolor.

—¿Y por qué quieres embarazarte? El parto es doloroso.

—Verás, soy amiga de Simone y ella siempre ha querido tener nietos, esa es la razón por la que está un poco molesta contigo, por eso cuando me contó sobre sus planes quise ayudarla, así ella estará contenta y volverán a ser una familia reunida.

—¿Crees que me acepte? —Pregunté temeroso.

—Tú no eres una mala persona y Thomas te ama, tarde o temprano te aceptará y creo que este bebé te abrirá muchas puertas.

—Gracias Chantelle —Le tomé la mano.

Conversamos mucho rato de sus gustos y los míos, le hablé de mi Tomichu, de cómo nos conocimos y cómo nos enamoramos, me sentía muy agradecido por lo que ella iba a hacer. El tiempo pasó volando y entró el doctor Black.

—Chicos, tengo los resultados.

—¿Y, doctor?

—La paciente es completamente compatible. Debes llamar a Thomas por lo que te dije y realizaremos la inseminación apenas estemos listos.

Abracé a Chantelle, que me miraba sorprendida y tomé el celular.

¿Amor? —Casi grité.

¿Billy, estás bien?

Debes venir de inmediato a la clínica, aquí te explico.

Ok, voy saliendo. —Sonaba preocupado, volví a abrazar a Chantelle.

—Gracias, muchas gracias. —Mis ojos se llenaron de lágrimas.

—No te preocupes, estoy feliz por ti.

En menos de media hora mi Tomi llegó a la habitación.

—Buenas noticias mi vida —le dije, abrazándolo.

—¿Qué pasó?

—Chantelle es compatible. Ven vamos. —Lo llevé a una sala donde nos dieron unos frasquitos para poner el semen, había revistas y videos pornográficos.

—¿Qué se supone que hacemos aquí?

—Poner la esperma.

—¿Bill, hablaste con el doctor primero? —Comencé a quitarle la ropa.

—Sí y me dijo que por el momento no había nadie más que Chantelle, o que tendríamos que esperar meses para tener otra candidata. —Le lamí la oreja, él se estremeció.

—¿Y ocuparemos a Chantelle? ¿Pese a todo lo que te dije? Mhm. —Gimió.

—Ya verás que es una buena chica. —Le besé apasionadamente—. Ahora déjame encenderte

—Gggrrrr mmhhm Aaaaahhhh

Como no podíamos hacer el amor, estimulé a mi Tomi le di una buena sesión de sexo oral, que él me devolvió. Llenamos los frasquitos con nuestra semilla, nos arreglamos un poco y salimos de la habitación.

.

El doctor Black se llevó las muestras y más tarde fue a la pieza de Chantelle y la inseminó.

—Ahora tendremos que esperar.

—¿Doctor, ya estoy embarazada? —Preguntó la rubia.

—No lo sabemos aún, no se hagan ilusiones, no siempre resulta al primer intento.

—Vamos Chantelle, ven a casa, cocinaré para ti.

—Debes venir en una semana para revisarte —dijo el doctor.

—Sí, doctor, haré todo lo que me diga. —Sonreía, parecía feliz.

—¿Tomi, nos llevas?

—Claro amor, ustedes preparan la cena, mientras yo voy a terminar el trabajo en la oficina.

.

& Tom’s POV &

Cuando por fin terminé el trabajo y regresé a casa, al abrir la puerta escuché muchas risas y me acerqué a la cocina, donde mi niño y la rubia reían.

—Hola, cielo.

—Amor, que bueno que llegaste. —Me besó dulcemente en los labios.

—Hola, Thomas.

—Hola, Chantelle. ¿Cómo te sientes? —Pregunté por cortesía.

—Le comentaba a Bill que me siento un poco rara, nada malo, solo una extraña sensación y ya tengo un antojo, quiero comer la comida de Bill, pero él insistió en esperarte.

—Pero ya estoy aquí, así que a comer. —Por fin me relajé.

—Mira amor, tu plato favorito, zapallitos italianos.

—Mhmm delicioso, ya verás Chantelle, la comida de mi hombre es la mejor.

—Me sonrojaré —dijo tímido.

—Vamos Bill, yo le creo a Thomas, apuesto a que está exquisita.

Al parecer Billy tenía razón y la rubia no tiene malas intensiones, además me contó la conversación que tuvieron en la clínica, acerca de los deseos de mi madre de tener un nieto, ahora por fin lo tendría, un hijo de Bill y mío, mi familia, mi tesoro.

Después que Chantelle se fue, comencé a besar a mi niño.

—Hoy me dejaste con ganas de más —le dije besando su cuello.

—Y yo también me quedé con ganas, debemos hacer algo al respecto.

—¿Qué propones?

—¿Habitación?

—Claro. —Lo tomé en brazos y me lo llevé.

Hicimos el amor, ambos estábamos felices, nuestra familia comenzaba a crecer y queríamos demostrarnos ese sentimiento de felicidad, entregándonos sin medida al placer del otro.

Al terminar, me acomodé para dormir y cuando el sueño me invadía, lo escuché.

—Por favor Dios, ayúdanos a tener este hijo y que sea de ambos, tú eres un Dios de milagros, hazlo por favor, amén.

En mi mente rogué por lo mismo, supliqué que contestara nuestras súplicas y tras sentir que Bill volvía a entrar en la cama, le abracé por la cintura y me dormí.

& Continuará &

¿Creen que Chantelle se convierta en una buena chica, después de haber planeado todo con Simone? Los invito a leer los últimos capítulos. Besos y gracias por la visita.

Escritora del fandom

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.