25: “Embarazo”

Hola gente bella, como pueden ver en el título, hoy veremos casi todo el embarazo, es decir habrá saltos en el tiempo, para que estén atentos. Espero disfruten su lectura. Besos.

“Head Over Feet”

Capítulo 25: “Embarazo”

& Bill’s POV &

Por la mañana desayuné con mi amado esposo y tras pedirle que se encargara de todo, me dirigí a la clínica con Chantelle. Ya había pasado una semana y hoy tenía control con el doctor Black, yo le di mi palabra de que siempre la acompañaría durante su período gestacional. Mi querido Tomi dijo que él también estará en los momentos importantes, pero tampoco puede descuidar los negocios. Nuestros padres accedieron a otorgarnos todas las empresas aquí en Berlín, para que no debamos viajar durante el embarazo, ellos son realmente geniales, solamente falta que nos apoye la señora Simone, en fin, todo toma tiempo.

—¿Hola linda, cómo te sientes? —Le pregunté, besando su mejilla.

—Me siento rara, pero bastante bien, gracias por venir.

—Es un placer.

—Pueden pasar. —Nos dijo el doctor.

—He revisado los exámenes de sangre y ahora está comprobado, señorita está embarazada.

—Aahhhhh —Grité y parándome de mi silla, la abracé, ella pareció sorprendida, pero me abrazó de vuelta.

—Wow —dijo sin aire.

—La verdad, es extraordinario que haya sido fecundada de inmediato, venga por favor a la camilla, quiero revisarla.

Ella lo hizo, yo bajé la vista, me dio un poco de vergüenza verla, después de todo, no he visto el cuerpo de una chica en mucho tiempo. Al parecer todo estaba bien.

—Señorita, todo está en orden, está perfectamente bien. Le recetaré estas vitaminas para fortalecer el feto.

—Sí, doctor.

—Cualquier problema que tengas debes venir enseguida. Y te revisaré en dos semanas. ¿Está claro?

—Ok. Muchas gracias.

Salimos de la consulta y volví a abrazar a Chantelle.

—No sabes cómo te lo agradezco.

—Esta será una experiencia extraordinaria para mí también.

—Me esperas, quiero llamar a Tomi.

—Claro. —Marqué el celular.

¿Hola, amor?

Hola Billy, ¿cómo estuvo el médico?

Estamos embarazados mi amor, ¡vamos a ser padres! —dije casi gritando.

Dios, que felicidad, te amo, bebé, tendremos un pequeño angelito. Tenemos que celebrar.

¿Te parece si invito a Chantelle a almorzar?

Claro mi amor, me preparas algo delicioso, cómo solo tú sabes hacer.

Vamos que me sonrojo.

Bueno, te veo al almuerzo entonces, un beso.

Un beso, adiós. —Corté. La rubia me miraba extrañada.

—¿De verdad lo quieres mucho? —Me preguntó.

—Lo amo con toda el alma. ¿Vamos a mi casa? Celebraremos con el almuerzo.

—Claro, tú cocinas muy bien así que no puedo negarme.

.

& Chantelle’s POV &

Apenas llegamos a su casa, nos fuimos a la cocina, Bill se esmeraba en atenderme. Comenzó a seguir una receta un poco complicada y en dos ocasiones vació la mezcla en la basura. “Tiene que estar perfecta para mi Tomi y mi hijo” dijo sin dejar de sonreír. Ahora podía entender cómo Tom se había enamorado de él, y no entiendo cómo Simone no lo quiere.

Estuvimos platicando sobre bebés y algunos artículos para embarazo. Me dijo que si tenía nauseas matutinas, lo llamara para que me diera ánimo, que no importaba la hora. También se ofreció a cumplirme todos mis antojos, yo solo podía sonreír, Billy se estaba convirtiendo en el hombre ideal. El sonido de la puerta me sacó de mis pensamientos locos.

—Hola personitas importantes —dijo Tom dejando sus cosas en el sillón.

—En la cocina, cielo. —Gritó Billy.

—Hola Chantelle. ¡Muchas felicidades, futura mamá! —Me besó la mejilla y fue por Bill para saludarlo con su acostumbrado beso.

—Hola, hermoso príncipe. —Le besó suavemente los labios. Me dieron ganas de suspirar al verlos.

—Hola mi amor, ¿muy pesado el día en la oficina?

—No tanto, pero te necesito en la tarde, vienen los Muller a cerrar un trato y quiero que estés conmigo.

—Claro, cielo.

—No se preocupen por mi —les dije—, volveré a casa a descansar, además debo hablar con mis padres.

—¿Qué? ¿Sobre el embarazo? ¿Ellos no saben? —Preguntó Tom preocupado.

—No, la verdad no pensé que resultaría tan rápido.

—¿Por qué no esperas hasta el fin de semana y nosotros vamos contigo? —Sugirió Tom con una actitud muy paternal, estos hombres son maravillosos.

—Está bien, les diré junto a ustedes.

Tomi fue en silencio hasta la basura y abrió la tapa, vio las mezclas fallidas y se acercó por la espalda a Bill y le besó el cuello.

—¿Y qué me está preparando mi cocinero estrella?

—Te estoy haciendo una comida francesa muy sana para nuestro hijo, pero no me hagas decir el nombre, porque al francés no le pego.

En verdad estos hombres son increíbles, se aman mucho, se cuidan, son atentos el uno con el otro y me han aceptado a mí de buenas a primeras, sin siquiera desconfiar. Simone, creo que no podré seguir el plan, ellos son excesivamente buenos. Yo soy una zorra, pero creo su amor es demasiado fuerte, de seguro no tendré ninguna oportunidad.

—Chantelle, esto está muy sanito, puedes comer con confianza —me dijo el moreno.

—Mhm Dios, ¡que rico! —exclamé—. Thomas tenías razón, Bill es el mejor cocinero del mundo.

—Te lo dije, él es el mejor, le gana a los mejores restaurants.

—Ya no me alaben tanto que me pongo rojo.

—Solo decimos la verdad —dije feliz, sí feliz, así me hacían sentir.

Después de comer regresé a casa, ahora me quedaba pensar cómo le contaría a mis padres que estoy embarazada. Eso será duro. ¿En qué lío me he metido?

& 5 meses después &

Gotas de sudor caían por mi rostro mientras Bill acariciaba mis labios con su lengua. Mi cuerpo era movido en un suave vaivén, mientras Tom me embestía con profundidad. No paraba de gemir, el sonido de sus jadeos masculinos me excitaba aun más, ya estaba a punto de llegar al orgasmo, lo podía sentir.

—knock knock knock Chantilly, ¿ya estás despierta? —Era la melodiosa voz de Bill.

—Sí, ya desperté, ahora mismo me levanto.

—Te prepararemos el desayuno —dijo alejándose de la puerta.

Bueno, debo aclarar algunas cosas. Primero, mis padres me corrieron de casa diciendo que estaba loca al embarazarme de un bebé que ni siquiera era mío, pensé en vivir en el departamento de mi gemela, pero Billy insistió en que me mudara con ellos, para poder protegerme mientras durara el embarazo. Y ha sido increíble, los chicos son un amor conmigo, ahora me dicen Chantilly, Bill dice que es porque soy muy dulce, yo la verdad no lo veo así, menos ahora que he estado teniendo estos sueños eróticos haciendo el amor con ambos chicos, soy una pervertida. He tratado de decirle a los chicos que puedo vivir en otro lado, pero ellos se niegan, dicen que deben velar por su hijo y por la madre de él, o sea yo.

Hoy tenemos ecografía, y sabremos el sexo del pequeño. Hoy vendrán ambos conmigo, me siento un poco insegura, después de estos sueños, no quiero estar con los chicos a solas, no quiero cometer una locura, en verdad no quiero dañar a esta familia.

—Chantilly, tu desayuno está listo. —Gritó Tom.

—Voy. —Me reuní con ellos en la cocina.

—Estoy tan nervioso —dijo el moreno.

—Al saber el sexo, podremos enfocarnos en los nombres para el bebé —comentó Tom.

—¡Se está moviendo! —Exclamé y ambos corrieron a poner sus manos en mi panza.

—Wow —dijeron ambos.

—Se mueve mucho últimamente —les dije.

—Está feliz —afirmó Bill.

—Porque ya tendrá nombre —agregó el trenzado.

—¿Cómo te sientes, Chantilly? —Preguntó Bill, acariciando mi mejilla, me estremecí.

—Con sus cuidados, me siento de maravilla.

—Que bien.

Después de desayunar, nos fuimos a la clínica, el doctor nos esperaba.

—Ven, Chantelle, a la camilla. —Bill y Tom se pusieron a mi lado.

—¿Cómo está el bebé, doctor? —Pregunté ansiosa.

—Veamos… —Arrugó el ceño, preocupándonos a todos.

—¿Qué pasa? —Se asustó Bill, Tom apretó su mano.

—Veo dos bebés.

—¿Cómo? —Pregunté impactada.

—Seguramente la otra bebé se ocultó detrás de su gemela —dijo el doctor.

—¿Gemela, es niña? —Cuestionó Tom.

—Son niñas, las dos —respondió el médico.

—Mi amor, tendremos gemelas. —Los chicos se abrazaron, estaban tan felices, pero no se olvidaron de mí, me besaron las mejillas y me acariciaron el pelo, me hacían sentir tan bien.

—Los felicito, bueno en caso de inseminación es muy probable tener más de un bebé —dijo el doctor—. Lo bueno es que no fueron más, así tienen suficiente espacio y veo que te has alimentado muy bien, el desarrollo de las pequeñas es muy positivo, los felicito. ¿Tienen alguna consulta?

—No, la verdad es que no —respondí tranquila.

—Entonces, hasta el próximo mes. Y sigan participando de las clases de parto.

—Sí, doctor, Billy siempre me acompaña.

—Muy bien.

.

& Bill’s POV &

Al día siguiente tendríamos clase de parto, ya se me había hecho una costumbre acompañar a Chantilly a esa terapia, Tom se encargaba de las empresas, pero no se quejaba de hacer la mayor parte del trabajo solo, él siempre me decía que todo era por su familia y por lo tanto valía la pena, él es tan dulce.

Me puse detrás de Chantilly con las piernas abiertas, ella estaba entre ellas, puse mis manos en su vientre y se estremeció, últimamente lo hacía muy a menudo, supongo que es por las hormonas.

—¿Están todos listos? —Preguntó la instructora, todos asentimos.

—Empiecen a respirar.

—Vamos, muñeca —le dije y empezamos a respirar, creo que mi aliento le llegaba al cuello, y nuevamente ella se estremeció, se veía muy distraída. Para ayudarla le acaricié el vientre y la escuché “gemir” raro, muy raro. Seguimos en eso y la chica seguía realmente nerviosa.

Al terminar, tomamos un taxi, sí… Tom no me dejaba manejar.

—¿Qué pasa contigo, Chantilly? Estás rara. —Le tomé la mano, ella la alejó.

—Soy una mala persona, Billy. —Sus ojos se aguaron.

—No digas eso. —La abracé—. Estás sensible por el embarazo, eso es todo.

—No, no lo es, soy mala.

—¿Por qué?

—Porque me enamoré de alguien que ya tiene dueño. —Lloró.

«Oh no» Pensé, se enamoró de mi Tomi, claro, él iba a ser su prometido, y él ha sido tan bueno y todo ha sido por mi culpa, desde un principio Tomi dijo que era una trampa y yo no le creí, ahora qué hacer, ella está embarazada no puede sufrir impresiones fuertes. ¿Qué haremos con ella? Tampoco la puedo correr, ella no cuenta ni con su familia, oh Dios estoy hecho un lío.

—Tranquila, en casa me lo contarás todo —le dije muy preocupado.

Al llegar, me sentía tan nervioso, ¿cómo encararíamos el tema? Abrí la puerta y escuché la voz de mi amado.

—Hola, personitas importantes, les traje pizza —La rubia lloró aun más y se fue a la pieza.

—Amor, tenemos que hablar.

—¿Qué ha pasado? —Preguntó preocupado.

—Se trata de Chantilly, se ha enamorado de ti.

—Es una trampa, te lo dije desde la primera vez que la vi. Pero no te preocupes nadie me va a separar de ti, te lo juro, yo te amo a ti y solo a ti.

—Lo sé mi vida. —Lo besé, en eso salió la chica de su habitación.

—Chicos, necesito hablar con ustedes.

—Ven, siéntate —le pedí.

—Verán, Cuando llegué aquí, venía con un plan… me embarazaría de Tom y lo conquistaría.

—Lo sabía. —Gruñó mi Tomi molesto.

—Déjame terminar, por favor.

—Continúa —dije, sosteniendo la mano de mi esposo.

—En un principio estaba decidida, pero con el paso del tiempo me fui encariñando con ustedes, me encantaba la forma en que me cuidaban y todo el amor que tiene Billy en su interior, simplemente de un momento a otro me enamoré.

—¿Qué? ¿De Billy? —Preguntó mi esposo, con cara de espanto.

—De ambos

—¿Cómo? —Pregunté muy sorprendido.

—Los dos son los hombres ideales, de verdad que lo son, sin embargo me enamoré de su relación, me enamoré de ustedes como pareja.

—¿Quiere decir…? —Mi Tomi la instó a continuar.

—Que jamás haría nada para interponerme, porque son perfectos, pero juntos. Y yo no podría ser tan mala como para separarlos, los amo demasiado como para eso.

—Oh, pequeña. —La abracé.

—Abrazo grupal —dijo Tomi uniéndose al abrazo.

—Lo siento chicos, entenderé si quieren que me vaya.

—Claro que no —dijo Tom—, nosotros te estamos cuidando y mientras no intentes acostarte con mi esposo, entonces no hay razón para que te vayas.

—Ya te dije que no podría, me partiría mi propio corazón.

—Ves, por eso eres Chantilly.

—¿No me odian?

—Claro que no —respondí sonriendo—, ahora vamos a comer, ya se aclaró el problema y todos estamos contentos.

—Les traje su pizza favorita, chicos —dijo mi amor—. A propósito, ¿me pueden hacer las trenzas de nuevo? Creo que están un poco alborotadas.

—Claro —dijimos los dos.

.

& Chantelle’s POV &

Ya habían pasado tres meses y mi vientre se veía muy abultado. Escuché mi teléfono sonar y contesté sin mirar, creyendo que era mi hermana.

Hola niña

¿Señora Simone?

Exacto, hemos vuelto al país después de tanto tiempo y necesito verte para que me cuentes cómo van las cosas con Tom, supe que vives con él.

Señora Simone, creo que debemos hablar en persona.

Perfecto, mañana a las nueve, así Gordon no estará en casa.

La veo mañana, adiós. —Colgué muy alterada.

—Chantilly, ven acá, quiero mostrarte unos zapatitos que trajo Tomi.

—Ahí voy. —Me puse muy nerviosa y Billy lo notó.

—¿Qué pasa, pequeña?

—Me llamó Simone.

—Oh… ¿y qué quería?

—Hablar del plan, ¿recuerdas?

—Ya veo.

—Me reuniré con ella mañana para contarle que las cosas no son como antes.

—Iré contigo.

—No, ella te odia y será peor.

—Iré de todos modos, te esperaré afuera, solo para estar seguros, en tu estado no puedes pasar malos ratos y este será, sin duda, un mal rato.

—Gracias Billy. —Lo abracé.

—De nada, mi niña, soy tu amigo después de todo. Creo que debemos contarle a Tom

—Está bien.

.

Al otro día, el mismo Tom nos llevó a su ex casa, los chicos esperaron fuera, por si acaso. Entré completamente segura de lo que diría, pero muy asustada de la reacción de Simone.

—Ven, niña, ven a mi habitación. En secreto compré algunas cosas para mi nieto.

—Nietas —corregí—, son gemelas.

—Que bien, como tú y tu hermana, eso me confirma que las niñas son tuyas.

—No, ellos inseminaron un óvulo y lo implantaron en mi vientre.

—Oh, vaya. —Arrugó el ceño.

Una vez en su alcoba, me mostró la ropita—. Son preciosos estos trajecitos —dije contenta—, se nota que quiere a sus nietas.

—Pero dime, niña, ¿ya está contigo?

—No, él está completamente enamorado de Bill y no hay nada que se pueda hacer, ellos criaran a las pequeñas y estoy segura de que serán unos padres excepcionales.

—¿O sea que has estado viviendo con una pareja de homosexuales?

—No los trate así, ellos son unas personas maravillosas y debo decir que todo lo que había escuchado de Tom es falso, junto a su Bill, él ha mostrado un lado envidiable, es genial, son geniales los dos, se complementan.

—Hablas de ellos con admiración.

—Y amor, he aprendido a quererlos con todo el corazón y estoy muy contenta de poder ayudarlos con el embarazo.

—No puedo creer lo que estoy escuchando.

—Debería cambiar su actitud con ellos, o terminarán sacándola de sus vidas para siempre. Creo que ya debo irme. —Salí camino a las escaleras.

—Eres una puta, apuesto que te metiste con ellos y así te engatusaron.

—No es así, señora. —La encaré—. Ellos son maravill… —No alcancé el escalón y empecé a caer, vi la mano de Simone tratando de ayudarme, pero me resbalé. La escuché gritar y después todo se hizo negro.

& Continuará &

¡Miegdo! ¿La escritora será tan mala de matarla junto a las bebés? ¿Qué creen ustedes? Pues los invito a leer el capítulo final y saber si soy mala para terminar todo en una tragedia o no muajajajaja.

Escritora del fandom

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.