8: Hechizos malditos II

Maldición” Fic Twc / Toll escrito por MizukyChan

Capítulo 8: Hechizos malditos II

&   Martes (Día uno)   &

El grupo se dirigió con premura a la casa del brujo, que coincidentemente era el mismo que les leyó el tarot en la “Semana Universitaria”. Al llegar, los jóvenes se sorprendieron al ver una casa enorme y muy suntuosa.

Debe ganar bastante para mantener este palacete    —dijo el rubio arrugando el ceño, le parecía mal que ganara dinero a cuesta de la gente ignorante que creía en sus supercherías.

Su fama es hasta internacional     —dijo la chica con un deje de orgullo en la voz.

¿A él le pediste que me hechizara?    —preguntó el castaño, mirando a la chica.

Lo siento de verdad Georg, nunca tuve intensión de hacerte daño. Yo sólo lo hice…

Por Tom    —interrumpió Geo, bajando la mirada—. El amor es completamente loco, ¿verdad?

¿No me odias?

Estoy hechizado, ¿cómo podría odiarte?    —dijo alzando los hombros.

De hecho el hechizo se rompió anoche.

¿Qué? ¿Cómo?     —preguntó el de trenzas.

Esa sombra me lo arrebató y lo destruyó, junto con el de Tom —respondió un poco avergonzada.

No te preocupes de eso ahora. Lo más importante es protegerte de Lamia  —dijo Geo, con honestidad.

Y estamos perdiendo tiempo   —dijo el rubio. Tocaron el timbre y salió un niño.

Hola pequeño —le saludó Fany—, buscamos a Narsham  —el niño entró y luego volvió y los hizo pasar. El vestíbulo era enorme y tenía vitrinas de cristal con muchas cosas extrañas. Cabezas disecadas de animales, tarjetas, figuras de ángeles, velas, inciensos, en fin. Tras esperar unos minutos apareció por una puerta la figura imponente del brujo, que una vez consideraron charlatán, el hombre los miró a todos.

Ustedes traen el mal a mi casa    —todos se sorprendieron ante la dureza de sus palabras.

Necesitamos su ayuda señor    —pidió Tom.

Te conozco… tú    —hizo un esfuerzo por recordar—,  tú traes al gemelo maldito.

Pero ahora necesitamos que nos ayude con Fany  —el hombre fijó la mirada en la chica y tristemente sentenció—.   Ahora tú también estás maldita.

Necesitamos protegerla    —dijo Georg valientemente.

¿Quieres ayudarla a pesar de haber sido hechizado y manipulado por ella?

Sí señor, ella está así por nuestra culpa, nosotros la acercamos al gemelo maldito.

Ya veo  —el brujo les hizo un ademán para que lo siguieran. Los guió a una sala muy amplia que tenía una mesa redonda en el medio, con sillas a su alrededor—.  Este lugar es especial, aquí confluyen energías del mundo de los espíritus. Ven, Fany ponte frente a mí    —ella hizo lo que se le mandó, tomando posición al otro extremo de la mesa.

¿Y nosotros?      —preguntó el castaño.

Primero necesito saber qué ha pasado con ella.  Ustedes siéntense cerca del espejo  —Georg se estremeció, reacio a acercarse al espejo, temeroso de volver a ver al gemelo allí, pero Tom lo sujetó del brazo y lo llevó a dónde se les dijo. El hombre tomó las manos de la joven y cerró los ojos, concentrándose.

Los ojos del hombre estaban fuertemente cerrados. Todos los presentes estaban atentos a cualquier movimiento. De pronto una extraña luz entró, generando sombras en toda la sala. El castaño se alteró, pero el de trenzas le sujetó el brazo en señal de calma. Las sombras se movieron inusualmente, como si estuvieran vivas. Los chicos seguían observando a Narsham y éste seguía sin moverse. De pronto las sombras tomaron forma, parecían manos alargadas con dedos puntiagudos, todo se dirigían a Fany.

¡Noooo!   —gritó Geo. Narsham abrió los ojos y los enfocó en el espejo al lado de los chicos, ellos se voltearon y vieron en el reflejo la sombra de un hombre con cabeza de animal y prominentes cuernos. Tan pronto como se vio expuesta la sombra hizo explotar el espejo y una nube de moscas salió de ahí, revoloteando entre todos los presentes. Los chicos estaban desesperados ahuyentándolas y luego éstas se dirigieron a Fany, ella movía las manos frenéticamente y sólo entonces el brujo gritó.

¡Les ordeno que se vayan!    —el grupo de insectos buscó una salida y se fue, obedientes al mandato de aquel místico.

¡¿Qué demonios ha sido eso?!   —preguntó completamente shockeado Gustav. 

Ese ser fue “Lamia” —respondió el brujo—, un demonio del infierno. Querida niña dime, ¿te han robado algo?

No, no lo creo.

¿Te han quitado algo? ¿Algo personal?

Sólo me pidieron mi medalla, pero me la devolvieron en seguida.

Eso es muy malo. “Lamia” es un demonio gitano, muy antiguo. La única forma que alguien sea maldito por él, es que te quiten algo muy personal y luego éste te sea devuelto.

Oh no     —lloró la chica, aquellas palabras confirmaban su maldición.

Tienes sólo tres días, para arreglar el problema.

¿Y luego qué?

—“Lamia” viene por ti y te arrastra al infierno.

¿Y qué podemos hacer para evitarlo?   —preguntó angustiado Georg, podía sentir el temor de Fany en carne propia.

Un sacrificio de sangre.

Yo no puedo matar a nadie    —la chiquilla sollozó más fuerte.

Debemos escoger una cabra adulta y efectuar un ritual   —dijo el hombre, ignorando el comentario de la chica.

Bien, lo haremos   —sentenció Tom—, haremos todo lo posible por salvar a Fany.

No tengo ni puta idea de dónde conseguir una cabra    —dijo el rubio, apretando los puños, sintiéndose completamente inútil.

Yo me haré cargo —dijo Narsham—, vuelvan el jueves a las 8 de la noche. Mientras tanto mantengan protegida a Fany, “Lamia” es un demonio violento.

Está bien y muchas gracias  —dijeron todos y se retiraron.

&   Tom’s POV   &

Sueño

¿Bill?   —le llamé frente al espejo—.  Bill ven  —me concentré en mis ojos, hasta que el piercing de la ceja apareció.

Hola bebé  —dijo saliendo del cristal—. Bésame cielo  —así lo hice y lo guié hasta la cama. Aumenté la intensidad del beso y comencé a despojarle de sus prendas de vestir.

No sabes cómo te he extrañado     —susurré contra su boca.

No esperes más y hazme tuyo, te necesito más que nunca bebé  —hicimos el amor, desesperadamente y agotados nos recostamos. Sabía que el tiempo transcurría más rápido en mis sueños y no quería desperdiciar el tiempo que me quedaba.

Billy, quiero preguntarte algo, es muy serio     —dije buscando su mirada.

Contestaré todo lo que pueda  —sus ojos inocentes me maravillaban cada vez que los veía. No había nada que pudiera hacer… estaba loco por Bill.

¿Cómo supiste de “Lamia”?

Pues realmente no lo sé, tenía imágenes borrosas en mi cabeza de una sombra y sólo repetí los nombres que estaban en mi cabeza —respondió bajando la mirada. Se veía confundido.

¿En realidad no sabías que “Lamia” atacaría a Georg y a Fany?

Sé que Georg es tu amigo, pero ni siquiera sé quién es Fany. Incluso no sé qué o quién es “Lamia”, ¿por qué amor? ¿Un ataque? Cuéntame por favor —Procedí a contarle todo lo acontecido durante el día, el pobre lucía completamente aterrorizado.

Tengo miedo Tomi, y si esa cosa te hace daño a ti también, ¿por qué están todos en tu casa? ¿Por qué no se llevaron al demonio a otro lado? —preguntó sacudiéndome levemente los hombros, el pobre, estaba asustado por mí.

Porque son mis amigos Billy, además se supone que yo les arrastré a este problema.

¿Y tú por qué?

Porque cargo a cuestas la maldición del gemelo  —dije mirándole fijamente—. Y temo que te arrastre a ti también amor.

Pero si tú no tienes ningún gemelo     —dijo sonriendo, como si eso fuera una tontería.

Es verdad, por estar tan emocionado con tu cercanía que no te he contado todo.

Bueno me contaste lo del brujo que te leyó las cartas, pero eso es absurdo.

Lo sé   —dije acariciando su pelo—, pero muchas cosas han cambiado, por ejemplo, Simone me adoptó, ella es mi tía. Mi verdadera madre se llamaba Helen y murió cuando se le practicó un aborto terapéutico para sacar a mi gemelo.

Oh Dios mío… Tom, aquí, en este mundo se habla de la maldición del gemelo, y… no es nada bueno. Ahora con mayor razón debo salir de este encierro y ayudarte.

No quiero que tú también quedes maldito amor.

Bebé, prefiero morir yo, a dejar que tu gemelo te mate  —lo besé, a pesar de ser fuerte, Bill tenía ese lado completamente romántico que me encantaba—. Bebé, ya es hora… debes despertar.

¿Te veré en los espejos?

Eso espero, últimamente no te puedo alcanzar, el tiempo está cambiando aquí, o tal vez se deba a que estoy pronto a salir, pero haré lo posible… Tomi… si “Lamia” es un demonio, debes tener mucho cuidado.

Lo haré, te amo   —y cerré los ojos, dejándome llevar por una relajante calidez.

Fin del sueño

&   Miércoles (Día dos)   &

¡Toooom! ¡Tom despierta! —gritaban desde fuera de mi habitación—. ¿Tom estás bien?

¿Gus?  —de pronto mis pensamientos volvieron a la realidad—. ¿Está todo bien? —salí aun en bóxer.

Fany fue atacada otra vez. Estaba asustado, pensé que tú también estabas mal.

¿Qué le pasó a la chica?

Lamia apareció en el espejo y éste estalló y la cortó, ahora mismo Georg se la llevó al hospital.

¿Y Geo está bien?

Sólo muy asustado. Vístete y vámonos.

Ok

&   Normal POV   &

Los dos jóvenes entraron a la habitación del hospital donde estaba Fany, la chica se encontraba fuertemente sedada, porque los médicos le diagnosticaron una “Crisis de pánico” al ver el estado en que llegó la chica. El castaño les explicó a sus amigos la situación y también los tranquilizó informándoles que los cortes de la chica no eran profundos.

Creo que esa cosa se divierte asustándonos    —dijo Geo tumbándose en una silla.

¿Por qué?      —inquirió el rubio.

Porque nadie, incluso ustedes… —suspiró—, no lo ven, no lo oyen, sólo Fany y yo podemos, y eso me desespera  —dijo con los ojos llenos de lágrimas—. Creo que después de ella seguiré yo, estoy seguro.

No digas eso, recuerda que Narsham dijo que podrá hacer algo  —aseguró el de trenzas confortando a su amigo.

No lo sé, ya no puedo estar seguro de nada, además el chico, tu gemelo me dijo claramente “tú eres mío” y eso me aterra. ¿Y si fue él quien mató a Sofía? —Preguntó de la nada, recordando el increíble suicidio de la chica.

No, ella se suicidó y ahora ella está tranquila —dijo el de trenzas al recordar su imagen en el espejo, que astutamente le mostró Bill.

¿Cómo estás tan seguro?  —preguntó curioso el rubio— ¿acaso también lo soñaste, como lo de “Lamia”?

Bueno sí, a veces tengo esa clase de sueños  —dijo tratando de defenderse, ellos jamás entendería su relación con Bill y los espejos.

No entiendo de qué hablan      —intervino Georg.

No es nada      —cortó el de trenzas.

&

Por la tarde, le dieron el alta a la chica y todos partieron rumbo a la casa de Tom. Todos estaban muy cansados tanto física como sicológicamente, cargar con una maldición era agotador. Fany seguía muy somnolienta por los sedantes y se fue de inmediato a acostar.

Tom llamó al hospital para preguntar por su madre. El Padre Jost le corroboró que todo seguía estable y que durante la noche, ellos volverían a darle de su energía a Simone, lo que tranquilizó al de trenzas. El joven no quiso perturbar a los Sacerdotes con la aparición de este nuevo demonio, menos aun sabiendo que tendrían la ayuda de Narsham. Aunque rogaba a todos los santos que funcionara, ya que mañana sería el último día con el contaba Fany, después “Lamia” la arrastraría al infierno.

Sueño

Como cada noche, Tom llamaba a su amor a través del espejo. Pero esta vez, el pelinegro tardaba más que de costumbre.

Bill por favor ven   —rogaba el de trenzas—,   te necesito.

Tom… Tomi no     —el rostro apareció en el cristal.

Dios mío, ¿qué te ha pasado?  —el de trenzas preguntó alterado al ver el rostro magullado de su pareja y ver cortes en los brazos y manos de él.

No… no lo sé. Algo malo está pasado Tomi.

Ven por favor, necesito tocarte y saber que estás bien.

No puedo Tomi, sea lo que sea, me quiere para llegar hasta ti.

¿Lo has visto?

No lo recuerdo, de hecho no recuerdo nada, sólo a ti. No sé ni siquiera que es este lugar y por qué estoy aquí, sólo sé que debo protegerte porque te amo —el trenzado aguantaba las lágrimas de frustración que se agolpaban en sus ojos.

Tal vez es mi gemelo maldito Bill, debes alejarte de él.

No lo sé Tomi, pero no te preocupes por mí.

¿Cómo no lo voy a hacer? Mírate, te dieron una paliza y no pude protegerte.

Mientras tú estés a salvo, yo estaré bien, te lo prometo.

¿Y cuándo vendrás a mi mundo?     —preguntó esperanzado el de trenzas.

Mientras esa cosa quiera salir deberé quedarme Tomi, es por tu bien. Aunque mucho me temo que están manipulando mi mente, es la única explicación que le doy a esta pérdida de memoria.

Billy te amo, debes prometerme que te cuidarás, no quiero perderte.

Tomi ¡AAAHHHH!   —gritó cuando una fuerza lo arrastraba hacia las profundidades del espejo. De pronto una sombra negra lo cubrió todo.

Fin del sueño

&   Jueves   &

BBBBBiiiiilllllll   —gritó Tom despertando angustiado de su pesadilla. Al verse en su mundo, se sentó con los codos en las rodillas, sosteniendo su cabeza. Su amor estaba en peligro, lo había decidido pediría la ayuda de los Sacerdotes, tenía que acabar con el gemelo maldito y proteger a Bill y de ser posible traerlo a la tierra. Una vez decidido miró el reloj.

Las 5.30 am maldición, ya no podré volver a dormir  —se vistió y al poco rato su celular sonó, ¿quién lo llamaba tan temprano?

¿Hola?, ¿eres Tom Kaulitz?    —preguntó una voz masculina.

Sí soy yo, ¿quién habla?

Narsham  —lo reconoció—, necesito hablar contigo a solas, ¿podrías venir esta mañana?

Claro, ¿es algo grave? ¿Hay problemas con lo de Fany?

No, todo eso está arreglado, debo decirte algo sobre tus gemelos  —y cortó.

¿Mis gemelos? ¡¿Plural?! ¿De qué estará hablando? —pero sí se lo tomó en serio y tras un ligero desayuno, se puso en camino a la casa del brujo.

&

El joven llegó a la casa de Narsham y nuevamente se sintió impresionado por el tamaño de la misma. Tocó el timbre y el niño del otro día lo hizo pasar, lo guió hasta una habitación más pequeña y en penumbras. El hombre se giró y le indicó con la mano que se sentara.

¿Un poco de té?    —ofreció, mostrando las pequeñas tacitas.

No gracias, ya desayuné    —el hombre se sentó al frente suyo y revolvió su tasa.

Te llamé por un motivo más bien personal.

Usted se refirió a mi gemelo.

Así es.

¿Es por la maldición?  —preguntó esperanzado el de trenzas—, ¿puede hacer algo al respecto?

Lamentablemente no puedo hacer nada. A estas alturas tu gemelo maligno está tan poderoso que podría matar a cualquiera que se cruce en su camino.

¿Cómo sabe tanto?

Sé algo de magia y puedo ver cosas por aquí    —le señaló un espejo, con raras piedras alrededor.

La primera vez que nos vimos usted me dijo que me cuidara de los espejos.

Los espejos son portales Tom, a otras dimensiones.

¿Buenas o malas?

Ambas  —dijo dando un sorbo a su té—. Depende de con quién te comuniques. Ya sabes a lo que me refiero, ¿cierto?

Yo… se refiere a Bill, ¿verdad?    —el joven se sintió descubierto.

¿Ese es su nombre?  —el moreno asintió—. Él es bueno, intrínsecamente no hay maldad en él, te quiere desde hace mucho tiempo y ha aprendido a amarte, pero el mal lo rodea.

¿Está en peligro?    —el de trenzas se tensó.

El mal puede destruirlo.

¿Qué puedo hacer para evitarlo?   —el chico estaba realmente angustiado.

Debes mantenerte fuerte y no dejarte derrotar, debes confiar en los poderes de la luz.

El celular del joven comenzó a vibrar y al ver la pantalla contestó.

Tom, esto está mal, Fany está volando por los aires y no nos podemos acercar, esa cosa nos golpea   —dijo un angustiado Gustav al otro lado de la línea.

Narsham, esa cosa está atacando a mis amigos.

Diles que vengan, tenemos todo listo, no debemos prolongar más su agonía.

Gustav, toma a Fany Georg y vengan de inmediato donde Narsham, haremos el ritual ahora.

Tras esperar lo que pareció una eternidad, el trío apareció. Ahora se enfrentarían a un demonio poderoso, el brujo oraba en silencio, rogando protección divina, sabía que si algo fallaba, no sólo la chica moriría, sino también él, sin embargo eso no le importaba, él quería ayudar a los jóvenes, especialmente a Tom, sabía que si el gemelo maldito absorbía a Tom, entonces sería el infierno sobre la tierra.

&   Continuará   &

Escritora del fandom

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *