Polvo de Estrellas 9

Polvo de estrellas”

Drabble 9: Plan

Sumidos en un abrazo, aún experimentando lo placentero de su reciente orgasmo, Tom no podía dejar de repartir besos de mariposa en el cabello y frente de su adorado alienígena, quien sólo sonreía y se dejaba hacer.

Estás muy callado Bill, ¿sucede algo? —El mencionado se sintió descubierto y negó con la cabeza, pero el rubor en sus mejillas alertaron al rastudo, quien besó ligeramente su nariz—. No me mientas. Te conozco, ¿recuerdas?

Yo… lo siento, no quiero mentirte, pero creo que es mejor omitir ciertas cosas —Tom alzó una ceja y no pudo dejar de insistir.

Bill, omitir cosas, es otra forma de mentir —El aludido se sonrojó aun más.

Lo siento.

Vamos… cuéntame, por favor, somos uno ¿recuerdas? Quiero saber todo de ti para ayudarte en lo que pueda —Vio como el chico en sus brazos luchaba contra sí mismo y siguió hablando—. Sé que aún no soy tan evolucionado como tú Bill, que no puedo manejar naves espaciales, que… demonios, ni siquiera pude ver tu nave, pero… lo que estoy tratando de decir es que… Bill —Lo miró directamente a los ojos y cogiendo aire dijo—. Te amo y necesito saber qué piensas, no quiero que te pongas en riesgo por algo estúpido

Yo… —Bill se sintió expuesto, como era posible que su humano lo hubiese descifrado tan pronto, ni siquiera había desarrollado completamente su plan y Tom ya estaba en su cabeza, haciendo conjeturas.

Puedes decirme, cuenta conmigo Bill, somos uno.

Tengo un plan —Soltó de una el alien, Tom abrió grandemente los ojos—. Bueno, aún no estoy seguro, tendré que esperar un tiempo para realizarlo, pero…

Espera Bill, no quiero bajo ningún motivo, que te pongas en riesgo, ¿está claro?

Es justamente eso Tom.

¿Qué?

Fingiré mi muerte —dijo el chico bajando la mirada.

No puedes hacer eso, Bill —El terrícola sintió escalofríos en la espalda—. ¿Y si no resulta?

Moriría de verdad.

¡No! ¡No puedo aceptarlo! —Tom se alejó del alien y se sentó en el piso, abrazando sus rodillas, como un niño cuando está triste. Bill de inmediato pasó su brazo por sus hombros y besó su mejilla.

Estudiaré el plan Tomi, no haré nada si no estoy seguro de su efectividad, te lo prometo —Fue sincero en sus palabras—. Pero debo darme prisa, nuestros tiempos son diferentes y no quiero llegar aquí cuando estés anciano —Sonrió, pero Tom no podía dejar de pensar en que él moriría si algo malo le ocurría a su amado alien.

No quiero Bill, prefiero verte así, una vez al año —Lo miró con tristeza—. Te juro que prefiero esto, a no verte nunca más… si eso pasara… yo… no querría seguir viviendo.

Entiendo —El chico se acercó al humano y besó castamente sus labios—. Lo siento, prometo no hacer nada que nos impida seguir viéndonos.

¿Lo dices en serio?

Sí, sabes que no podría mentirte aunque quisiera, puedes ver mi interior.

Ven aquí Bill —Lo abrazó con fuerzas y se volvieron a recostar en el piso, sintiéndose, y acariciándose con cuidado, como si en cualquier momento, el tiempo se fuera a agotar y uno de los dos fuera a desaparecer.

Tomi… —El lindo alienígena llevó sus manos a su vientre y miró a Tom con ojos preocupados, hasta que un sonido fuerte se dejó escuchar.

Dios, tienes hambre —dijo el rastudo, ambos rieron—, tengo algo en mi mochila — Bill dudó un momento

Yo… no lo sé, no conozco este cuerpo.

Pero yo sí Bill, tengo 18 años en él y sé cómo funciona.

Pero yo me alimento de una manera diferente —dijo mirando con desconfianza el sándwich que le entregaba su compañero.

Dale una mordida —Obediente, dio un pequeño mordisco para luego seguir haciéndolo, hasta que comenzó a sentir los sabores en su boca. Sonrió—. Bien… ahora trágalo —Una vez más, Bill obedeció y sonrió.

Es… delicioso, wow, jamás había hecho algo así, es wow, increíble.

Hay tantas cosas increíbles en este mundo Bill, aunque nada se compara con la posibilidad de estar a tu lado.

No puedo esperar a conocer todo eso que tienes para mostrarme —Y sin dejar de sonreír, siguieron comiendo.

Continuará…

Lamentablemente el tiempo pasa y Bill debe regresar con su raza ¿cómo lo tomará Tom? Y Bill ¿será obediente a su promesa? O ¿ideará algo loco que ponga en riesgo su vida? No se pierda la continuación.

Escritora del fandom

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.