Renuncio a ti

Notas: Esto se me ocurrió después de escuchar la canción de María Bestar «Renuncio a tí», que es muy triste, así que ya deben imaginarse como será este oneshot, a mi parecer no quedó tan malo.

One-Shot TWC de Millah

«Renuncio a ti»

Hoy camino por la calle imaginando la cara que pondrás cuando te de mi obsequio, esta noche celebraremos nuestro primer año juntos y hemos quedado para cenar en mi casa, como siempre, sonrío al imaginar lo que seguirá después de nuestra romántica cena y sonrío aun más mientras entro en la joyería para retirar tu obsequio, que en realidad también será mío. Hacía meses que había pensado en esto, me enamoré de ti desde el primer momento que te vi y con el tiempo aunque traté, no puede encontrar nada negativo en ti, para mi eres perfecto. Me tratas tan bien, tus palabras son como pequeñas flechas que atraviesan mi corazón cada vez que me hablas, por eso he decidido que no debo esperar más, te amo y esta noche te pediré que te cases conmigo y tengo la ilusión de que aceptarás porque se que me amas como yo a ti.

Después de ver los anillos y quedar maravillado por su belleza, agradezco a la vendedora y salgo de la joyería, camino unas cuadras más aun soñando e imaginando nuestra vida juntos, hasta que me detengo frente a un aparador de una tienda, la ropa es muy linda y hay una chaqueta de cuero color rojo que me encanta, por unos minutos me quedo hipnotizado al imaginarme con ella, me la compraría solo para lucir bien para ti, pero una risa me saca de mis pensamientos, es una risa inigualable, me hace sentir una emoción y una alegría incomparable pues supe al instante que eres tu, pues así ríes cuando jugamos en la cama antes de hacer el amor, volteo para buscarte y lo que ven mis ojos al encontrarte hace mil pedazos mi corazón.

Eres tu, ríes, pero ríes para otra persona, tomas sus manos, las besas y luego la besas a ella, quedo paralizado, no se como tengo el valor de acercarme a ti sin derramar ni una sola lágrima, te llamo «Tom» y volteas para verme, tus ojos se abren tanto que parecen dos lunas llenas de color miel, tu boca abierta expresa sorpresa y sentimiento de haber sido descubierto, «Bill» me llamas, ni siquiera te pido una explicación y tu ya me la estas dando, mientras la mujer a tu lado te la pide a ti, te pido que no me expliques nada que me ha bastado solo verte con ella, «¿con ella?» pregunta la mujer «¿y quien eres tú?»…»nadie» le respondo a punto de llorar, tu no dices nada, solo bajas la mirada y no la levantas hasta que me ves marchar. No se por que creí que saldrías corriendo tras de mi, soy un tonto porque no lo hiciste, rápidamente detengo un taxi que me lleva directo a casa, allí lloro hasta que la cabeza me duele y pregunto millones de veces «¿Por qué?… ¿por qué me hiciste esto a mi?», pero no hay respuesta. No se cuantas horas han pasado desde que me quedé dormido porque cuando abrí mis cansados ojos ya era de noche, me levanto del sofá que tantas veces cobijó nuestras apasionadas horas de pasión y deseo, camino hacia la terraza en donde tendríamos nuestra cena, vuelvo a llorar al ver la mesa adornada con la vajilla japonesa que compramos juntos, siento la brisa de la noche acariciar mi rostro imaginando por un momento que eres tú quien me acaricia, lloro con más fuerza al abrir los ojos y no verte frente a mi. Mi celular comienza a sonar, eres tú, pero no contesto, muero por hacerlo, pero no contesto.

Creo que pasó una hora cuando sentado en el sofá y ya con la decisión tomada, sentí que alguien metió la llave en mi puerta, supe al instante que eras tú pues te di la llave de mi casa sin dudar tal como te di la llave de mi corazón. Entraste silenciosamente y te sorprendiste al verme de pie frente a ti, caminaste y veo como de tus ojos caen unas finas lágrimas, me abrazas y me pides perdón y yo así lo hago, te perdono y sin que yo te pregunte comienzas a decirme toda la verdad, aquella mujer es tu esposa, llevas dos años de matrimonio con ella y me dices que a ella también le contaste sobre mi, por lo que me dices comprendo que ella es una buena mujer y que no merece sufrir por nuestra culpa, lo que me hace reafirmar mi decisión, ella te pidió que no la abandonaras y eso golpea con mas fuerza a mi ya roto corazón, me hace sentir culpable y confundido a la vez pues tu también me pides que no te abandone porque me amas más que a nadie y por Dios te juro que yo también te amo más que a nadie, pero esto ya no puede ser, por que tu ya eres dueño de otro amor, saco la cajita que contiene los anillos y te los muestro, en tu mirada puedo ver que te diste cuenta de hasta donde me llevaste con tu cruel engaño, te pones de rodillas frente a mi y comienzas a pedirme perdón nuevamente, me levanto del sofá y te pido que tu también te levantes, hablamos un rato más , lloramos y prometes jamás volver a mentirme ni a lastimarme, te lo agradezco y beso tu frente, te abrazo y te digo que te amo y tu me correspondes.

«Te amo tanto Tom, que no puedo dejar que hieras a otro por mi».

«Te amo tanto, que prefiero vivir pensando en lo bello que fue nuestro amor cuando era una mentira».

Me miras sorprendido y me suplicas llorando que no te deje, pero ya no puedo borrar el pensamiento de que yo nunca había sido tu pareja, tu novio, sino tu amante, el segundo en tu historia de amor, todas mis ilusiones murieron al voltear y verte con ella, con tu esposa, a la que si le perteneces. Ya no hay más que decir, tomo tus manos y te llevo hacia la puerta, la abro y te miro sonriendo «¿que haces?», me preguntas con miedo «por favor no me…», callo tu deseable boca con un dedo, porque si sigues hablando ya no podré mantener lo que me he jurado a mi mismo y mientras las lágrimas se agolpan en mis ojos me acerco y te beso, un breve beso que te hace enmudecer, meto mis mano en tu bolsillo y saco las llaves de mi casa , ya no dices nada más solo dejas caer más lágrimas y aceptas mi decisión.

«Te amo Tomy, siempre serás el hombre más importante de mi vida, siempre te amaré y lo último que quiero es que otras personas sufran por nuestra culpa, tu la quieres y eso me basta para saber que podrás ser feliz, te amo tanto que prefiero renunciar a ti».

Vuelvo a tomar tus manos y salgo junto a ti de la casa, cierro los ojos y te beso por última vez, saboreo por última vez tus labios que a pesar de las lágrimas me saben deliciosamente dulces y te dejo ir, pensando al verte marchar que he hecho lo correcto, aunque por dentro mi mundo está hecho mil pedazos, mientras derramo lágrimas y trato de mantenerme en pie, para que no vuelvas por mi si me ves caer, entro de nuevo a la casa y cierro la puerta apoyándome en ella resbalando y cayendo por fin, llorando a mares sin poder contenerme, rogando por fuerzas que me ayuden a no salir corriendo detrás de ti, así y aunque me duele como jamás imaginé, renuncio a tu amor, renuncio a ti.

F I N

Aquí unas estrofas de esta hermosa canción:

Como admito este fracaso? Como encuentro la razón? Ya me alejo de tu lado, me he fumado la ilusión. Me desgarra desde adentro, pero he de renunciar.

Porque no es posible, renuncio a ti. Porque no eres libre, renuncio a ti. Porque en este sueño esta marcado que no seas mi dueño. Y con un beso en los labios y tu aroma en mi piel, me despido de este sueño que no pudo suceder.

Me desgarra desde adentro, pero he de renunciar.

Escritora del Fandom

2 Comments

  1. Eso fue muy, pero muy triste. Me encantó que Bill se diera su lugar y se mantuviera firme en su decisión. Gracias por compartirlo.

    • Gracias ati por leer y dejar un review. MUAK

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *