15: “De pies a Cabeza”

Y por fin les muestro el tema que me llevó a escribir sobre estos amigos con ventaja. La canción de llama “Head Over Feet” y es de Alanis Morissette. Estoy segura que les gustará. Besotes.

Head Over Feet”

Capítulo 15: “De pies a Cabeza”

& Tom’s POV &

Mis padres habían llegado ese sábado como prometieron. Mi madre estaba muy rara, nos miraba a Bill y a mí con ojos acusadores, como tratando de averiguar algo. Bueno, supongo que no es muy normal ver a dos chicos tomarse la mano de vez en cuando, o ver a Bill abrazarme de la nada. Antes de que mamá hiciera algún comentario fuera de lugar le expliqué que Billucho y yo somos BFF, pero que no tiene nada de qué preocuparse, lo último que quiero es que ella malinterprete las cosas y devuelva a Bill con sus padres. Aún así estaba preocupado.

Después de cenar, nos fuimos a nuestras habitaciones, pese a las súplicas de Bill, me negué a que durmiéramos juntos mientras mis padres estuvieran en casa. Sin embargo le extrañaba, me costó conciliar el sueño. No creo haber dormido mucho cuando me pareció oír algo como un grito ahogado.

—¡Bill! —Exclamé y salí disparado a su pieza.

Allí estaba en su cama, sentado, abrazando sus rodillas, llorando. Me acerqué a él sentándome a su lado y lo abracé.

—¿Qué pasó? —pregunté acariciando su espalda.

—Vi al hombre que me drogó ayer —respondió con la voz quebrada por el llanto.

—Bebé. Fue solo un sueño. —Besé su pelo.

—Me atacaba Tom y me hacía cosas… sucias. —Lloró más fuerte.

—Nadie te hará daño, estás conmigo ahora. —Se apretó contra mí.

—Tomi, yo te hice cosas feas… ¿me odias?

—Mírame, Billy. —Pedí con calma—. Lo que pasó ayer no fue tu culpa.

—Pero si no hubieras estado tú, ese hombre me habría hecho lo que yo te hice a ti, y a mí no me gustó, en mi sueño me sentía muy mal, y tal vez tú te sientes igual y yo… y yo… y yo…

—Basta, yo estuve ahí y nada malo pasó, ese hombre no te tocó y punto.

—Pero… ¿y tú?

—Yo estoy bien, ya te dije, será una de nuestras experiencias secretas.

—Está bien, Tomichu. —Limpió sus lágrimas.

—A propósito, la hermana no quiere que vayas como en un mes.

—¿Por qué?

—Porque no quiere que esto vuelva a pasar.

—Ni yo.

—Ahora vuelve a dormir. —Lo ayudé a recostarse.

—No puedo, tengo miedo… quédate, por favor. —Hizo un puchero.

—Está bien, pero tendré que irme temprano en la mañana, por mis padres.

—Ya veo… —Nos abrazamos.

—Hasta mañana —dije suavemente.

—¿Me besas? —Rocé sus labios, pero él se las arregló para hacerlo un beso húmedo.

—Billucho, no podemos.

—Lo siento, a veces no puedo controlarme contigo. —Yo solo sonreí ante eso.

—Cualquiera diría que me deseas ja, ja, ja.

—No claro que no, lo nuestro no es solo deseo, es más profundo. —Me miró a los ojos seriamente y volvió a rozar mis labios.

—Descansa, Billucho.

—Sueña conmigo.

—Lo haré.

.

Bill seguía teniendo pesadillas cuando se acostaba solo. Tuve que escaparme cada noche para consolarlo. Menos mal que mis padres solo se quedaron hasta el martes.

La Universidad estaba horrible, tuvimos muchos exámenes porque no tendríamos clases durante dos semanas. Además estaban los ensayos con la banda, bueno… en realidad eso era lo mejor, ver a Bill cantar era un sueño, incluso no pude evitar decirle que yo era su “fan” número uno, él solo reía y me abrazaba.

Mañana jueves era nuestro último examen. Bill y yo estudiamos bastante, pero mi moreno quiso seguir leyendo un rato más, yo le dejé en su pieza y me fui a la mía con mi guitarra, quería practicar una nueva canción. Después de un rato, entró mi niño muy feliz.

—Toooommmiiiii —dijo en tono cantarín.

—Billucho te ves feliz. —Dejé la guitarra a un lado.

—Lo estoy. —Se lanzó sobre mí, puso su rostro a escasos centímetros de mi cara.

—¿Me cuentas la razón?

—Acabo de hablar con papá por teléfono.

—¿Y? —Le invité a continuar.

—El muy bastardo llamó a la Universidad para saber sobre mi progreso.

—Mi padre también lo hace.

—Bueno… como vio que tengo muy buenas calificaciones… gracias a ti. —Me dio un piquito.

—Hey, que tú eres muy inteligente —interrumpí.

—El asunto es que quiere darme un regalo y como no tendremos clases, decidió regalarnos unas vacaciones en las islas Maldivas.

—¿Regalarnos?

—Claro, tú vas conmigo, yo solo no voy —dijo haciendo un puchero.

—Te ves adorable cuando haces eso —se me escapó.

—Gracias. —Se sonrojó—. Entonces, ¿vienes?

—Claro.

—Será por diez días.

—¿Y cuándo nos vamos?

—Este sábado.

—Pero el viernes es la fiesta, estaremos hasta tarde ahí.

—No importa, preparamos las maletas antes y el sábado dormimos en el avión.

—Vaya, ya está todo planeado.

—Así es, además mi papá ya le avisó al tuyo y tienes permiso.

—Bueno, si es así, entonces vamos.

—Síiiiiii.

& Bill ‘s POV &

Mi plan ya estaba en marcha recompensaría a Tom por lo de la otra noche y en ese lugar paradisíaco le confesaría mi amor a Tomichu.

.

Viernes, el gran día. Nos dieron un camarín diferente de los “Snakes”, lo cual me alivió bastante. Entonces empecé con mi transformación. Los chicos siempre me han visto con mi pelo liso, pero hoy lo levanté como una melena de león, me puse mi maquillaje de siempre, el que le gusta a Tom, y salí del baño.

—Wow, Bill. —Un silbido de Georg.

—Te ves…. Te ves… —Ese era Gus.

—¿Tomi? —No había dicho nada y me miraba con la boca abierta.

—Bill… estás… espectacular. —Yo corrí a abrazarlo.

—¿En serio te gusta? —pregunté coqueto, sin importarme que los G’s estuvieran presentes.

—Me encanta, pareces una verdadera estrella de rock.

—Ya parejita, no cuenten dinero delante de los pobres —dijo Georg.

—¿Qué? —dije sonrojado.

—No le hagas caso —me dijo Tomichu, tomando mis manos.

La fiesta había empezado hace horas, así que no me importó demorarme arreglándome.

—A las dos de la mañana se tocarán las baladas, luego una hora más de las “Snakes” y se acaba la fiesta. —Nos informó Gus.

—Pero ellos lo tuvieron fácil, su música son solo covers —comentó Georg, casi gruñendo.

—Nosotros tuvimos que ser creativos —dijo mi trenzadito, con aire de superioridad.

—¿Pero, creen qué les guste al público? —pregunté preocupado.

—No te preocupes, nuestras canciones son geniales —respondió Gus.

—Y tú cantas maravillosamente —agregó Tom, tomando mi mano.

—Después de nuestra actuación nos vamos —le dije a Tom en un susurro.

—Sí, así descansamos un rato.

—Chicos, deben salir —nos dijo uno de los organizadores.

.

Estuvo espectacular. La gente incluso dejó de bailar, para apoyarnos, parecía más un concierto que un baile. Incluso tuvimos que tocar nuestras otras canciones, las más rockeras, me encantó sentirme así.

Al salir del escenario, fuimos a buscar nuestras cosas y Tomi me pidió que lo esperara porque iría al baño.

—William —Era Jess.

—¿Qué quieres? —dije frío.

—Solo felicitarte, lo has hecho genial esta noche.

—Gracias, pero no he sido solo yo, somos un grupo.

—Claro. Oye, ¿recuerdas que te dije que cantaría una canción de Thomas?

—Sí, pero lo canceló.

—La voy a cantar ahora, y sí, me dio su consentimiento. Escucha la letra con mucha atención. Estoy segura de que es para ti. —Se fue al escenario.

Dar play (escuchar mientras lees la traducción)

No tuve otra opción mas que escucharte ♫ Expusiste tu caso una y otra vez ♫ Y estuve pensando en ello. ♫ Me tratas como si fuera una princesa ♫ No estoy acostumbrada a que me guste eso ♫ Me preguntas cómo estuvo mi día.

Ya me conquistaste en contra de mi voluntad ♫ No te alarmes si me enamoro locamente de pies a cabeza ♫ No te sorprendas si te amo por todo lo que eres ♫ No puedo evitarlo Es tu culpa

Tu amor es espeso y me tragó por completo ♫ Eres mucho más valiente de lo que yo pensaba ♫ Y no son solo palabras ♫ Eres quien trae cosas incondicionales ♫ Contienes tu respiración y me abres la puerta ♫ Gracias por tu paciencia

Eres el mejor oyente que he conocido jamás ♫ Eres mi mejor amigo ♫ Mejor amigo con beneficios ♫ ¿Qué me tomo tanto tiempo? ♫ Nunca me sentí así de saludable ♫ Nunca quise algo racional ♫ Estoy consciente ahora

.

«Vaya, esa es MI canción» Pensé. Él se enamoró de pies a cabeza, pues ¿qué me queda a mí? Yo estoy loco por él. ¿Somos amigos con beneficios? Siempre lo fuimos, pero ya no más. En la isla le confesaré todo. Si él no se atreve, pues yo lo haré, y no lo dejaré escapar. Cruzaremos la línea.

—Billy, estoy listo —dijo, tomándome el brazo.

—Bien. —Le di una gran sonrisa.

—¿Estás bien?

—Es que acabo de escuchar una canción lindísima —respondí, sin dejar de sonreír.

—¿Vamos?

—A donde quieras llevarme.

Condujimos a casa, yo no podía sacarme de la cabeza la canción y preparaba mentalmente cómo declararle mi amor a Tomi.

—¿Cielo, estás bien? Pareces distraído —Me preguntó, tomándome la mano.

—Estoy mejor que nunca, no te preocupes. ¿Entremos?

Nos fuimos a la habitación. Yo, como siempre, iba a la mía a ponerme el pijama y volvía con Tom. Nos acostamos abrazados.

—Tú pelo me hace cosquillas —dijo evitando el cabello, para acercarse a mi cuello.

—¿Quieres que me lo lave?

—Mejor mañana, así no te duermes con el pelo húmedo.

—¿Por qué siempre te preocupas tanto por mí? —pregunté acurrucándome en su pecho.

—Porque te quiero, Billucho. —Me besó el cuello. Me estremecí.

—Y yo a ti, como no tienes idea aahhh. —Se me escapó un jadeo.

—Lo siento, no debí besar ahí.

—Al contrario me encantó, hazlo de nuevo. —Me volvió a besar y esta vez lamió el lóbulo de mi oreja.

—Dioooosssss Tomiiii.

—Billy, silencio… no estamos solos —Me giró y lo besé en el mismo lugar—. GGGrrr Billy.

—¿Ves que es difícil evitarlo?

—Ven acá. —Me besó y yo aproveché, pero él no me dejó continuar—. Mejor no, o mañana no vamos a despertar a tiempo —dijo respirando agitadamente.

—Además tendremos diez días para jugar.

—¿Estás seguro? Habrá sol, playa y chicas en bikini, seguro no me tomarás en cuenta.

—Hey, seremos solo tú y yo, no lo olvides —dije, dándole un casto beso en los labios.

—¿Cielo?

—¿Sí?

—Hoy estuviste maravilloso.

—Gracias mi querido fan número uno.

—No te olvides de eso. Yo soy el número uno.

—En mi vida, tú has sido el número uno en todo.

—Ya nos estamos poniendo cursis.

—Tienes razón, a dormir —Volví a besarle castamente.

—Hasta mañana.

—Duerme bien.

& Continuará &

¿Y bien? ¿Qué les pareció?

Escritora del fandom

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *