25: El fin

Lazo de Sangre” Fic Twc de MizukyChan

Capítulo 25: El fin 

El día del ataque había llegado con más velocidad de lo que cualquiera hubiese querido. Por la mañana, Tom acompañado de Gus, se dirigieron a una empresa constructora y arrendaron un bunker, el que sería el refugio para los vampiros cuando el sol comenzara a salir.

El enorme aparato fue trasladado cerca del hotel, donde se supone ellos serían atacados. Con la ayuda de Bill y sus poderes psíquicos, ocultaron la estructura lo mejor posible.

Los arreglos para esa noche, les tomaron casi la mayor parte del día y luego regresaron con el resto para repasar el plan y asegurarse de que no habría errores.

Las sombras de la noche llegaron con ruidos extraños en la calle. Aullidos de lobos y cantos de insectos desconocidos en la superficie.

—Están aquí —Sentenció el pelinegro, sujetando la mano de su gemelo y oscureciendo sus ojos, como señal de que su cuerpo estaba en alerta y listo para la batalla.

—Salgamos   —Mandó el rastudo.

El grupo completo salió del hotel, sorprendiendo al puñado de seres extraños apostados en la calle principal. Bill miró alrededor, fijándose en que los humanos estaban completamente quietos y con la mirada perdida, tal como había ocurrido aquella noche de la ouija, cuando la gran madre lo convirtió en un “vampire”.

—Están hipnotizados   —susurró el menor—.   Jorg, ya es hora.

Con un asentimiento, el “vampire” más viejo tomó su posición cerca de la pared del hotel más próxima al bunker oculto y concentrando todo su poder mental, creó una barrera de protección. De este modo, todo el daño que pudiera ocurrir en batalla, quedaría comprimido dentro de la barrera y cuando vencieran, todo volvería a la normalidad, sin destrozo alguno.

Sin embargo, si algo le llegara a ocurrir al portador de la barrera, ésta se desintegraría y todo el daño, caería como una gran bomba, destruyendo no sólo edificios, sino también a las personas. Los G’s lucharían cerca de Jorg, para protegerle a él y a la barrera.

Lilith estaba nerviosa mirando como sus fuerzas no se veían tan fuertes, delante de tantos enemigos, pero su apariencia era inmutable, debía mostrar fortaleza ante sus seguidores, después de todo, ella era la “gran madre” y había permanecido con vida desde el Edén, un puñado de vampiros no serían amenaza.

—¡Ataquen!   —Gritó y sus huestes corrieron hacia sus contrincantes.

Era increíble presenciar algo tan fuera de lo común, en lugar de armas de fuego, los ataques eran principalmente psicológicos y físicos.

Los gemelos estaban completamente concentrados en evitar los constantes bombardeos de objetos arrojados a ellos, mediante la telequinesis, ya que ambos parecían ser el principal objetivo de los atacantes.

Tom reconoció a Patrick oculto entre las sombras y una hermosa chica a su lado, seguramente era Marie, y estaban alejados de la lucha, pero ella estaba en actitud de alerta para proteger a su lazo.

La pelea llevaba horas y ninguno de los bandos cedía, muchos seres del inframundo cayeron, así como Jess y Gabriel, las vampiresas que les habían entrenado, cosa que enfurecía a todos y les forzaba al límite de sus capacidades.

«Falta poco para que amanezca» Le dijo Tom mentalmente a su gemelo, quien comprendió que era el momento más complicado para ellos.

Bill se comunicó con Jorg telepáticamente, para que éste informara a sus compañeros que debían ocultarse en el bunker previamente preparado.

Al cabo de unos momentos, uno a uno, los amigos de los Kaulitz comenzaron a desaparecer, pero esta estrategia fue tan bien planeada, que los seres de las sombras, pensaban que sus enemigos estaban muriendo, no ocultándose, por la inminente salida del sol.

Lilith tampoco pareció percibir su estrategia, pues miraba con orgullo como sus súbditos aún prevalecían.

Cuando ya sólo quedaban los Kaulitz, algo completamente inusual ocurrió. Lestat el vampiro rubio que tanto odiaban, surgió de las sombras y atacó a Patrick.

—¡Nooo!   —Se oyó un grito histérico. Todos los rostros voltearon en esa dirección.

—¡Lestat! —Gritó la gran madre, completamente furiosa—. ¡Qué demonios has hecho!

—Lo que debí hacer hace bastantes años —respondió con arrogancia—. Si Marie no está conmigo, no será de nadie.

—¡Nooo! —Gritó nuevamente la mujer, al ver que su lazo, perdía la vida ante sus propios ojos.

Los gemelos aprovecharon la distracción para acabar con varios seres de las sombras, y mantenerlos allí, ahora que faltaba poco para que los primeros rayos del amanecer se hicieran presentes.

—¡Te odio! —dijo Marie con repulsión y rápidamente atacó a Lestat, enterrando su mano en pleno pecho del rubio, sacando de allí, su muerto corazón.

Los ojos del vampiro estaban completamente abiertos por la sorpresa y el dolor, sin embargo, sonrió triunfante y susurró.

—Por lo menos lo maté.

Entonces, Marie oscureció su mirada y toda la energía de su odio se sintió alrededor, sus manos ardieron en llamas y el cuerpo de Lestat ardió hasta hacerse cenizas.

Pero como los gemelos ya habían presenciado con Seth y James, perder a tu lazo, te quita el raciocinio, y Marie enloqueció.  Su energía arrasó con el resto de los seres del inframundo y luego toda su atención se centró en la mujer a la que llamaban madre.

—Todo esto es por tu culpa    —Gruñó Marie, con los dientes apretados.

—Cálmate hija mía —susurró la mujer con voz temblorosa—. Te daré otro lazo para que seas feliz.

—No quiero nada tuyo. Por ti he vivido en las sombras, por más tiempo del que he podido contar. Por ti, condené a mi hermano a la esclavitud del abismo. Y ahora, por ti y tu estúpido miedo a los elegidos, he perdido al único ser al que amaba —Una lágrima negra descendió por sus mejillas—.   Ahora, debes morir Lilith.

—No pequeña. Yo no moriré, no en tus manos.

—¡Destrúyela Marie!   —Gritó Tom desde atrás.

—Tú eres la elegida   —Le animó el pelinegro.

“De tus propios hijos encontrarás la destrucción, tus criaturas rebeldes, amantes de su propia sangre, que se allegarán el uno al otro sin importar la moralidad, vendrán a ti, su progenitora, y cobrarán revancha por tus maldades, ¡venganza! Gritarán furiosos y en sus negros ojos verás el infierno”.

Las palabras de la profecía, ahora parecían cobrar sentido, los Kaulitz no eran los elegidos, sino Marie y Patrick, hermanos y “vampires”. Ahora había llegado el momento del fin.

No supieron exactamente si la chica les oyó, pero sí vieron como ella se acercaba y toda la energía que la rodeaba, envolvió a Lilith en una esfera negra, y ésta poco a poco se fue encogiendo, hasta que finalmente el grito desesperado de la reina de los condenados se escuchó, terrible y doloroso y la esfera desapareció en el aire.

—¡Aarrgg, venganza!   —Se oyó un gruñido por parte de Marie.

Los gemelos presenciaron como lanzaba fuego en todas direcciones y comprendían lo que ocurría, ella estaba desquiciada y ahora sería su turno de actuar.

Se separaron, para rodear a la chica y tratar de controlar el daño que estaba causando, Marie los miró con odio, pues ya no podía pensar con claridad, intentó atacarlos, pero el poder psicológico de los chicos combinados, la detuvo. La alzaron al aire, levitando y luego esperaron.

—Sólo un momento   —dijo el rastudo.

—Lamento mucho esto Marie   —susurró el pelinegro.

Y entonces, el sol brilló, las luces del amanecer se hicieron presentes y en sólo unos minutos, el cuerpo de Marie ardía en llamas, hasta que las cenizas se esparcieron por el lugar, finalmente desapareciendo.

—Ha acabado   —susurró Tom, abrazando a su hermano con fuerzas.

—Por fin   —Las lágrimas caían por las mejillas del menor—.   Somos libres Tomi.

—Lo somos. 

&   Epilogo   &

(Año 2020) 


La familia Kaulitz se había reunido para celebrar la navidad juntos, Simone se veía bien, pese a los años y Gordon como siempre, sonreía a su lado.

Los gemelos llegaron a casa cargados de regalos para sus padres y sonrieron felices al verles tan bien.

—Siguen siendo mis adorados pequeños —susurró la mujer acariciando las mejillas de sus hijos—, se ven muy guapos.

—Te quedan muy bien las rastas Bill   —comentó Gordon.

Aquellos días celebraron con su familia, pero también querían visitar el monasterio y ver cómo lo estaban llevando sus amigos allí. Mientras conducían hacia allá, Bill dijo.

—Yo siempre pensé que para este año los autos volarían.

—Eso es ciencia ficción Bill —Sonrió su hermano.

—Pero se supone que deberíamos evolucionar   —Insistió.

—Lo sé, hay más cosas que sí han mejorado.

—Lo sé, sólo comentaba, es que creo que en este pueblo todo está igual —Suspiró el pelinegro, acariciando el muslo de su gemelo—. En Japón las cosas son muy diferentes.

—Lo que ocurre cielo, es que hay ciertas cosas que jamás cambiarán.

—¿Cómo qué?

—Como el amor que siento por ti. Pasarán años, los autos volarán, la televisión será más moderna, pero mis sentimientos por ti, jamás cambiarán —Le miró de reojo, mientras sujetaba el volante.

—Tienes razón Tomi. Nosotros jamás cambiaremos.

—Te amo.

—Y yo a ti. Por siempre Tomi.

&   Fin   & 

No puedo creerlo. Yo que en un principio pensé hacer esto como un one o two-shot, se convirtió en un fic largo jejeje. Estoy super feliz de haber llegado hasta aquí, y haber formado parte de la familia “vampire”, y quiero agradecer a todos quienes hicieron posible esta obra. Ustedes dirán que fui yo quien la escribió, es cierto, pero de no haber sido por el apoyo de sus comentarios y sus palabras de ánimo, no habría durado tanto. Así que mil gracias a ustedes.

Escritora del fandom

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.