Me niego 30

«Me niego a ser tu hermano» Fic Twc

Capítulo 30

– Si, todo bien, sii también, sii supongo que búscala por internet, bien, Tom bien, sii también bien, nos vamos a comer a casa de mi madre, si bien bien, sii pudieron venir de Magdeburg, todos, ya lo veras, si, bueno te dejo, te llamaremos mañana o pasado ok? si no te llamamos ya lo haremos cuando lleguemos a casa, sii, ah, Tom te manda saludos que me esta haciendo gestos, bueno besitos, tschüss

Los gemelos dieron la rueda de prensa y en unos momentos iban a abandonar el hotel elegido para darla, que mejor sitio que en casa, en Alemania, estaban en la sala vip de un gran hotel, los gemelos recibian elogíos por parte de su familia y amigos mas cercanos, Bill desde una esquina colgó el movil tras llamar a Shane, que se habia preocupado y estaba realmente impaciente por saber como fué, los gemelos ya no tenían porque esconderse, a partir de ese día actuarían como una pareja normal, gustase o no gustase a la gente, les era indiferente, su familia y amigos ya lo sabían y aunque no a todos les costó aceptarlo, acabaron haciendolo. Bill se sentó en el sofá al lado de su hermano y bebió un refresco que había en la mesa.

– ¿y que hareís ahora? – preguntó una prima

– suponemos que irnos a comer hahah – contestó Tom

– me refiero a ¿que vais a hacer cuando llegueís a Los Angeles?

– de todo menos vivir encerrados – Bill le replicó – y terminar de grabar el disco hahah

– bueno vamonos ya que hay hambre – se levantó Tom

Los chicos y familiares salieron muy escoltados por gran seguridad, sabían que medio universo estaría hablando de la noticia, decidieron juntos que no iban a ver nada ni contestar a llamadas ni tener ningun tipo de contacto en unos días, simplemente salieron del hotel, dirección casa de su madre para la comida familiar. Allí llegaron y se sintieron como en su propia casa, comieron, pasaron el día juntos y no hablaron a penas de ellos dos, solamente algunas preguntas que las primas curiosas preguntaban, pero nada importante.

– vengaaa cuentaloooooo – decía una prima

– nooo que me da vergüenza – se sonrojaba Tom

– ohhhh si fué perfecto Tomi, venga diselo, o lo haces tú o lo hago yo – se reía

– está bien, fué en la torre eiffel, tras el gran concierto, yo le compré flores y todas esas cosas, venga esto es ilegal hahah

– me compró rosas y entonces

– nooo Bill noooo basta – le tapó con la mano

La familia estaba curiosa y como todo el mundo, pero ellos no decían nada privado, solamente como una pareja normal, tras marcharse la familia y ya en la madrugada, los gemelos se fueron a sus habitaciones, no sin antes discutir en que habitación dormirían por primera vez como una pareja de chicos, decidieron en la habitación de Tom, iban a entrar cuando Tom golpeó el culo de su hermano intentando cogerlo y agarrarselo, para ir caminando rápido hasta la cama, besandole el cuello.

– shhshsh Tommmm que nos pueden escuchar, no olvidemos que estamos en casa de mamá

– Bill mamá ya sabe que jugamos a los médicos – cerraba la puerta

– ¿Y que? pero es un respeto lo que le debemos

– ¿Entonces? ¿no vamos a hacerlo en todos estos dias?

– Nooooo – se metía en la cama tras quitarse la ropa – aunque podemos tener tocamientos

– Bueno, vale – se quitó la ropa y se quedó completamente desnudo – Bill miramé, Bill

– Tommmmm – se sonrojó – ¿que haces?

– Desnudarme – se reía y se metió en la cama completamente desnudo y abrazó a su hermano hubo un silencio entre los dos – ¿estas cansado?

– No, realmente no, bueno un poco

– ¿en que piensas? ¿en lo de hoy?

– si, me tiene preocupado

– no pasará nada, como mucho le daremos asco a más de una persona, y no es ilegal así que no hacemos nada a nadie

– tengo miedo un poco a la reacción de las aliens

– nos quieren las y los nos quieren, por como somos

– pero tengo la sensación de que, bueno, no me lo tomes en cuenta ha sido un día muy largo

– ¿quieres dormir?

– no Tomi, quiero estar así abrazadito a tí

– ¿quieres sexo?

– no ahora – le miró y vió como su hermano se reía – ¿que?

– nada, lo digo por si colaba hahah

– no me tienes que pedir permiso para que lo hagamos

– entonces – le cogió la mano y se la pusó debajo de las sábanas, entre sus piernas

Bill captó el mensaje y bajó directamente a chupar a su hermano, mientras con su mano derecha se ayudaba a levantar el miembro, metía la garganta hasta el fondo, para Tom no había nada más excitante que saber que su hermano tiene sus labios ahí abajo, tras movimientos rápidos y concisos Tom acabó corriendose casi en la cara de su hermano salpicandolo un poco.

– lo siento cari, perdon perdon – decía entre su afixia personal

– Tommm te he dicho que me avisas, mira como me he puesto – le miraba con la corrida en la cara

– lo siento amor, no me ha dado tiempo, creía que todavía no, anda que si fueras una tia te hubiera preñado, hemos nacido para estar juntos – Bill se levantaba para lavarse mientras Tom le decía lo siento lo siento

– me las pagarás ¿eh? – se reía

Bill volvió a la cama para encontrarse con su hermano y poder dormir a gusto, hablaron un poco sobre lo que había ocurrido pero estaba todo más que hablado. Tom abrió los ojos oliendo a comida, la comida de su madre, eso era gloria, nada de restaurantes y batidos de gimnasio, se puso la camiseta al ver que su hermano no estaba, se levantó y terminó de vestirse, anduvo por la casa acariciando a sus perros, mientras caminaba a la cocina, Bill estaba con sus padres mientras su padre había ido a comprar el pan, entró por la puerta y ambos se reían de él de la cara que tenía.

– A buenas horas te despiertas pequeño – dijo su madre mientras movía el guiso, Tom entró en la cocina y no sabía si darle un beso a Bill o no, así que lentamente mientras su madre le hablaba de que iban a comer ya, se lo dió rápido a su hermano provocando en ambos una risa

– no me has despertado – susurró

– estabas tan mono durmiendo – le hizo un guiño

Los gemelos pasaron dias normales en familia pero llegó la hora de irse, todo les iba bien, aunque no se mostraran muy cariñosos delante de la familia, estaban orgullosos, sus amigos le prometieron que les irian a visitar a su casa, y la familia también, cogieron el avion privado y tomaron rumbo hacia la que era siendo su casa hace un par de años.

– Tooooommm tommmmm ains noooo, noooo paraaa paraaaa

Bill recibía las embestidas de su hermano en el sofá, a cuatro patas y apoyandose en este, casi mordiendolo mientras su hermano tomaba el control de su cuerpo, Tom empapado de sudor, controlaba la entrada y salida de su hermano, apoyando su mano en su propia cintura y haciendo todo el esfuerzo del mundo para penetrar a su hermano que le gritaba que parara casi desde que empezaron. Tras acabar dentro de su hermano, siguió penetrandole por puro placer, le dolían las manos, los brazos, el culo, la espalda, todo le dolía pero necesitaba estar dentro de él.

– Tom me haces daño

– Aguanta un poco no te quejes

– Tomm para yaaa

Tom tuvo que parar, y parecía ser que le cabreaba el parar, Bill no podía ni ponerse de pie, cuando su hermano cayó en el sofá, y es que ultimamente se estaba comportando de una manera muy rara, agresivo, posesivo y celoso. A penas hablaban en las ultimas semanas, Tom llegaba tarde a casa y discutian, y las relaciones sexuales eran duras y agresivas, sin importarle si su hermano quería o no quería hacerlo. Bill había estado hablando a escondidas con Shane pero no podía hacer mucho nada más que aconsejarle ya que Tom se negaba a ir a verle. Bill acabó en la ducha una vez más llorando por una situación que parecía costumbre y es que estaba viendo como su hermano cambiaba y no podía hacer nada.

Continúa…

Gracias por la visita. Te invitamos a dejar un comentario.

Escritora del Fandom

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *