Me niego 33

«Me niego a ser tu hermano» Fic Twc

Capítulo 33

– Jodete capullo – Bill seguía caminando en la oscuridad – ahora muerete con todo lo que te he dicho que jamás sentirás el más minimo dolor del que siento yo en mi corazon, joder, encima de todo no tengo mi libreta, eso podía ser el próximo exito de tokio hotel, ah!! no, perdona, que no estoy en la banda, me he autoexpulsado

– Joder Bill cogeme el móvil

Tom se dió por vencido buscando a su hermano, se fué a su casa, esperaría a que amaneciera y luego se iría a buscarlo, se sentía mal por lo que había pasado, se daba cuenta de que no podía dormir a gusto sin su hermano, el saber que estaba por ahí perdido le estaba matando. Bill seguía caminando por el bosque a pesar de su orgullo le daba miedo estar ahí, así que sin quererlo dió con la carretera otra vez aunque no le sonaba nada, ni veía señales estaba totalmente perdido. Caminó por la carretera, sin tocarla pensando en como quería al capullo de su hermano a pesar de todo, pero no podía con su actitud. Al rato de caminar por la carretera escuchó un coche, no quería dar señales porque le daba miedo, pero él seguía caminado.

– Bill no mires, no mires, no mires – susurraba

El coche pasó por su lado hasta que se paró y retrocedió a ver a Bill, este cogía su bolso de mano por si tenía que lanzarlo, miró que el coche retrocedía cada vez más.

– ¿Bill?

– ¿Shane? ¿eres tú?

– Por el amor de Dios, ¿que haces en esta carretera solo? son las cuatro

– Yo es que quería pasear un rato y bueno me

– No hace falta que me digas nada, anda sube.

– Gracias

Bill se subió al coche con Shane, él sabía que se había peleado con Tom con tan solo mirarle y no estaba de buen humor, suponía que no quería ir a casa así que Shane conducía a su casa.

– Bill, no se lo que ha pasado, pero hoy puedes quedarte en mi casa.

– No gracias Shane, iré a casa, si no importa, si quiero ver a Tom.

– No aceptaré un no por respuesta, te habrá dejado tirado ¿verdad?

– Tom no haría eso Shane, de verdad, solo estaba paseando.

– De todas formas quedate hoy en casa y así ordenas tus ideas.

– Yo, no, no puedo aceptar, no quiero molestar

Bill a pesar de todo suponía que le vendría bien reflexionar un poco sobre lo ocurrido y Shane era una persona de confianza. Entraron al ático de un lujoso edifico en mitad de la ciudad, Bill quedó impresionado con tan solo mirarlo, todo con moqueta color champagne, y unos grandes ventanales donde se podía ver toda la ciudad. Salió a la terraza y quedaba impresionado.

– ¿Te gusta? – le daba una copa de vino blanco

– Si, es precioso Shane, es muy bonito, y gracias.

– Todo es bonito aquí ahora mismo – le miraba mientras bebía

Bill le miró fijamente mientras le sonreía, se metieron para dentro y Shane le enseñó donde iba a dormir, su habitación era tan grande como el propio apartamento, Bill no creía que Shane tuviera esa habitación para las visitas, le dió algo de ropa y Bill la puso en la cama, dejó la copa en la mesa y sonreía.

– Bueno Bill, ya sabes, sientete como en casa y si necesitas algo, estoy en la habitación de lado.

– Muchas gracias Shane, me iré mañana por la mañana, gracias por tu amabilidad.

Shane se marchó de la habitación y Bill se cambió de ropa, le dió unos pantalones de chandal negros y una camiseta blanca, nada anormal, se sentía un poco raro, se metió en la cama y cogió el móvil pero no tenía batería, se daba cuenta una y otra vez que no podía vivir sin su hermano, él quería a Tom por encima de todo y se durmió con el sentimiento de hacer las paces con él. A media noche Bill sonrió, y le cogió la mano, sintió sus besos por su cuello, su mano experimentando por debajo de sus pantalones, se dió la vuelta y sonreía mientras correspondía a esos besos.

– Tom – susurraba

– Puedo serlo si quieres

– Pero – abrió los ojos – apartate Shane, aparta de mí

– Vamos Bill, se que lo deseas, se que me miras

– Sueltame, sueltame por favor

– Shshshsh no grites – le atrapó dejando a Bill inmovilizado – te deseo tanto Bill, he querido hacer esto desde que te vi

– Maldito cerdo, ¿como te atreves? – chillaba y pataleaba pero Shane era más fuerte – sueltame, sueltame

Shane no le soltó es más hacía más fuerza, inclusive agredió a Bill para inmovilizarlo, se arrancó la ropa y se la arrancó a Bill para violarle, Bill empezó a llorar pero aún tenía fuerzas para moverse e intentar huir, eso no le basto para ser penetrado con gran dureza por Shane y quejarse del dolor, no solo eran las embestidas más que dolorosas, era la fuerza que aplicaba para un Bill débil que no dejaba de luchar contra Shane, se debilitaba por momentos, sentía morir en cada embestida y en cada agresión que recibía por parte de aquel en quien había confiado. Cuando Shane se dió el lujo de acabar con Bill, este sacó fuerzas y se arrastró por el suelo lentamente, cayendo centimetro a centimetro en el suelo, le bastó un gesto para coger su ropa y su bolso e huir del apartamento. Salió a pesar de que Shane gritaba que no se fuera, corrió hacía unas escaleras y se vistió con pudo entre lágrimas. Intentó bajar por las escaleras, lo único que quería era huir de ahí.

Sonaba el teléfono y Tom no se movía, lo escuchaba desde su sueño pero no se inmutaba para cogerlo aunque algo le decía que se levantara.

– Bill – susurró y corrió hacía el salon, lo busco debajo del los cojines del sofá y lo encontró finalmente – ¿Si?

– Hola, ¿es usted el señor Kaulitz, Tom Kaulitz?

– Sí soy yo.

– Les llamamos del hospital de Santa Barbara, su hermano ha sido ingresado en el hospital le rogaríamos que se desplazara para

– ¿QUEEEEEEEEEEE? ¿MI HERMANO DONDE?????

– Señor calmese, entendemos su

Tom corrío desesperadamente por la casa buscando su cartera, sus llaves, su ropa y salió de la casa, condujo por toda la ciudad a velocidad extrema para llegar al hospital, al entrar sintió su mundo caer, algo no iba bien y entre lagrimas preguntó en el mostrador donde le indicaron que se fuera a la sala de espera. Moviendo las llaves del coche en sus manos y entre lágrimas, solo podía esperar la visita del médico, se temía lo peor,le vió entrar con cara de preocupación y se levantó.

– ¿Tom Kaulitz?

– Si, soy yo – le dió mano

– Es usted el hermano de Bill ¿verdad?

– Si si soy su hermano ¿como esta? ¿que ha pasado?

– Tom lo que le ha pasado a su hermano es mas serio de lo que parece, su estado es bastante critico pero aún está incosciente

– Pe,pe pero no entiendo nada

– Tom, su hermano ha sido encontrado tirado tras sufrir una fuerte violación, tiene desgarro sanguineo en su zona anal lo que le ha llevado a perder mucha sangre, tiene fuertes golpes en todo el cuerpo pero sobre todo en la cara, para evitar que no pueda tener ningun tipo de lesion interna por esos golpes en la cabeza le hemos hecho un escaner, que esperamos resultados hoy mismo. Entiendo que este confundido y que

– No puede ser, no me he enterado de nada, no puedo, no puede, no

– Si tiene alguna pregunta puede hacermela, se que es una noticia

– Es que mi Bill no, él no – se echaba a llorar – no puede ser, todo por mi culpa

– ¿Usted le ha violado?

– ¿Que? No, ¿como iba a hacerle eso a mi hermano?

– Entonces tendremos que esperar a que Bill despierte para presentar cargos y hacer un informe policial, pero para ello Bill tiene que estar despierto y de momento sigue insconciente

– Mi hermanito no por favor

– Entiendo su situacion, es muy temprano aún, así que le recomiendo que vuelva a casa a descansar y que vuelva a la tarde, le dejaremos verlo, ahora mismo necesita descansar y

– Quiero ver a mi hermano por favor, si no, no me puede obligar a no verlo

– No ahora mismo no es posible, si le niego es por el bien de Bill, no puede verle aun, esperaremos a que despierte.

Tom no podía creer lo que había pasado, se sentía culpable por haberlo dejado en mitad de la carretera, por todo, llamó a su familia en Alemania y ya estaban de camino, iba a ser un duro golpe para la familia, para Tom, pero sobre todo para Bill que había sido brutalmente violado.

Continúa…

Gracias por la visita. Te invitamos a dejar un comentario.

Escritora del Fandom

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *