Polvo de Estrellas 15

Polvo de estrellas”

Drabble 15: Bienvenido

Tom no dejaba de repartir besos de mariposa en el rostro de su amado alien, quien los recibía gustoso, sin despintar la sonrisa que le surgía de la más pura emoción.

Te amo tanto Tomi, tenía miedo de que no fueras a estar aquí —dijo con sinceridad y los besos se detuvieron, el rastudo le miró con seriedad.

No debiste hacer algo que te pusiera en peligro Bill, estoy molesto contigo —Aunque en verdad no lo estaba.

Tomi yo… lo siento, pero tuve que hacerlo —dijo el chico encarando su mirada, de manera desafiante y autoritaria, Tom quiso reír de lo mono que se veía su alienígena en esa postura de chico travieso.

Y se puede saber ¿por qué? —preguntó el rastudo, levantando una ceja.

Pues… porque me descubrieron —dijo sonrojándose, Tom volvió a su pose de seriedad.

¿Hablas en serio?

Sí, en nuestro último encuentro, me descubrieron y me citaron a juicio, pero había demasiadas pruebas en mi contra, la sentencia ya estaba dictaminada: culpable y eso significaba…

Pena de muerte —Terminó Tom en un susurro. Abrazó a Bill más fuerte y le dio un prolongado beso en los labios, casto, pero intenso—. Lo siento amor.

Mis amigos, Gustav y Georg, se enteraron de todo antes de que se hiciera oficial y me ayudaron a idear un plan para fingir mi muerte, tal como lo había pensado en un principio —dijo con una sonrisa—, sin embargo, solo no habría podido lograrlo, Gustav es el más inteligente y tenía acceso a los registros akásicos y gracias a ello pudimos tomar naves y volver aquí —explicaba a su humano.

Ya veo, y ¿dónde están ellos?

Regresaron, la idea central era transportarme aquí y luego volver a casa, ellos robaron dos naves más para hacerlas estallar en el aire y hacerlo pasar por una casería —Siguió comentando el bello alien—. Una de las naves pertenecía a la armada, por lo tanto, en el virus que ingresaron al sistema, aparecería la información de que esa nave me persiguió en mi intento de fuga y que finalmente, colisionamos y ambas naves fueron destruidas, algo bastante simple. Pero sólo si lo hacíamos con el debido cuidado, daría resultado.

«O, al menos, eso espero» Pensó Bill en su mente, el temor a que se supiera la verdad siempre estaba presente.

Dios Bill, pobre de ti, has estado sufriendo todo este tiempo —El humano lo volvió a abrazar y acarició su espalda con cariño—. Estás frío, ponte esto —dijo quitándose una de sus enormes playeras.

¿Crees que pueda vivir aquí en este bosque amor? Las veces que he venido siempre lo he encontrado desierto —dijo Bill con toda la inocencia del mundo.

Mi querido Bill —Tom se echó a reír—. Sé que piensas que somos involucionados, pero… no puedes vivir en un bosque —El rostro del alien se ensombreció.

¿Y qué haré? —preguntó al borde del llanto.

Ya te lo dije antes… yo cuidaré de ti —El rostro de Bill se iluminó con una sonrisa y asintió—. Te llevaré a casa, mamá sabe de ti —Nuevamente el rostro del alien se llenó de incertidumbre y Tom lo notó.

¿Qué es lo que sabe de mí?

Que eres mi mejor amigo, que te encuentro aquí, en el bosque y que te amo con locura —recitó el rastudo con una sonrisa.

Wow

Sí, ella es especial, lo bueno es que ella cree que tienes una familia que te maltrata y por lo tanto, aceptó cuidarte si tienes problemas —Tom habló bastante rápido, pero Bill comprendió el punto de la mentira de su querido humano.

Suena bastante razonable. Pero ¿cómo le explicaremos esto? —Mostró sus piernas—. Apenas si puedo caminar.

Podemos inventar que te quedaste traumado por una paliza y que intentas recuperarte —respondió el otro chico rascando sus rastas—, también podemos decir que los servicios sociales te sacaron de casa rápidamente y por eso no tienes ropa.

Tienes buenas ideas Tomi —dijo el chico tratando de levantarse y cayendo a los brazos de su terrícola—. Esto será difícil.

No tanto cielo, necesitas práctica, eso es todo. Lo mejor de todo, es que terminé el colegio y estaré libre para poder ayudarte —dijo abrazándolo—, y también para poder quererte y mimarte —dijo besando el cuello del otro chico, causándole escalofríos.

Tomi… —gimió suavemente.

Será divertido.

Será emocionante. Todo contigo es especial —acotó el hermoso alien, robándole un beso a su querido rastudo.

Continuará…

No puedo creerlo, Bill ya está en la tierra, estoy feliz por ellos, pero… ¿por qué Bill tiene ese temor en su mente? ¿Será posible que su raza lo pueda encontrar? Tal vez no, pero surgen otras dudas como ¿Qué dirá Simone al ver a Bill exactamente igual a Tom, sólo que sin rastas? ¿Reaccionará tan bien como Tom?

Escritora del fandom

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *