Polvo de Estrellas 19

Polvo de estrellas”

Drabble 19: Cambios

Completamente desacostumbrado al “sueño” terrestre, Bill despertó muy temprano, gateó por la cama y bajó de ella. Intentó ponerse de pie y lo consiguió, sonrió feliz ante su logro y miró a cuerpo dormido de su amado Tomi, afuera estaba oscuro y no quiso despertarlo.

Sintiéndose extrañamente pegajoso, decidió que lo mejor era ponerse la playera de Tom y tras haberse cubierto, cayó al suelo con un gruñido de dolor.

¡Auch! —dijo suavecito, pero luego escuchó un golpeteo en la puerta.

¿Bill? —Era Simone—. ¿Estás bien?

Me caí —respondió él, igual de suave, no quería despertar a su Tomi.

¿Puedo entrar? —preguntó ella, pensando que tal vez podría encontrarlos en alguna situación comprometedora.

Sí, eso creo, Tomi aún duerme —susurró, mirando la forma en que su gemelo yacía plácidamente sobre la cama.

La puerta se abrió con suavidad y Bill tuvo que arrugar la frente para poder ver en la oscuridad. Simone se acercó con cuidado y le ayudó a levantarse, percatándose de un pequeño raspón que el joven alien se había hecho en la rodilla al caer.

Yo no puedo cargarte, pero te ayudaré para que salgamos de aquí —Ofreció con una sonrisa—. Me gustaría hablar contigo —Agregó luego. Bill dudó un momento, pero asintió.

La mujer pasó el brazo de Bill por sobre sus hombros para que ambos pudieran estabilizarse y luego le tomó firmemente por la cintura, él era ligero así que no habría demasiado problema.

Moverás un pie a la vez ¿está bien? —Le indicó, él asintió y muy lentamente salieron del cuarto de Tom y se dirigieron al de Simone que estaba un poco más alejado.

Al llegar, ella rápidamente fue por el botiquín y curó su herida, divertida por el rostro aterrado del jovencito al ver sangre y al sentir el escozor provocado por el alcohol.

¿Moriré? —preguntó horrorizado, haciendo una mueca de temor.

Claro que no, es sólo una pequeña herida.

Pero los humanos mueren por las heridas —dijo él, recordando algunos de sus conocimientos de esta “raza” en particular.

Sí, pero esas son heridas feas, esta no lo es —Le aseguró ella con una sonrisa. Bill parecía un niño asustado y comprendió de inmediato la sensación de sobreprotección que albergaba Tom por él.

Gracias Simone —dijo él mirando a su alrededor.

Bill, hay algo que quiero preguntarte —comentó ella, buscando su mirada.

Sí, es porque Tomi y yo nos parecemos ¿verdad? —Soltó él y ella se sorprendió y asintió—. No, no sabemos la razón —Mintió—. Pero eso no nos importa. ¿Es un problema para ti? —preguntó él firmemente.

No Bill —Ella sonrió, el incesto era algo terrible, penado por la ley incluso, pero ella amaba a su hijo y estuvo ahí cuando Tom le confesó que amaba a Bill y ahora estaría ahí para ambos, porque este chico era especial.

Bien, porque yo lo amo y no quiero dejarlo nunca.

Entiendo, pero…

¿Pero?

Vivimos en un pueblo pequeño, aquí todo lo “fuera de lo normal” es mal visto y juzgado —Bill comprendió a lo que ella se refería. Ella los apoyaría, pero la gente los podría dañar.

¿Qué podemos hacer? —pidió el chico casi inaudiblemente. Simone levantó su barbilla y le sonrió de manera maternal.

Debemos hacer unos pequeños cambios, cosas superficiales para que no los vean tan iguales —dijo ella alzando una ceja, porque tenía un plan.

¿Cómo qué?

Cambiaré tu look, solía trabajar en una peluquería y aprendí muchos trucos fabulosos, además tu rostro es tan hermoso, podremos engañar a cualquiera —agregó ella con un deje de orgullo en su voz.

¿Qué es un cambio de look? ¿Le gustará a Tomi? —preguntó el chico un poco intimidado por la palabra “cambio”.

Bill, ¿de qué mundo vienes? —preguntó ella bromeando, era imposible que un joven no supiera sobre “el look”, pero Bill palideció al escucharla, ella sonrió para darle ánimo y fue en busca de unas revistas que tendió sobre la cama.

&

Hojearon muchas revistas, mirando cortes de pelo, colores para el cabello y finalmente Bill decidió, indicando a Simone lo que le gustaba y pidiéndole consejo pues según él, todo lo que le gustaba lo usaban las “hembras” del planeta, ella reía ante el vocabulario que Bill empleaba, pero no le daba mayor importancia.

Simone preparó unas tinturas para el cabello y comenzó el “Fashion emergency” como le llamaba, con una sonrisa. Después de terminar la tinturación, hizo unos recortes en las puntas y comenzó a maquillar los hermosos ojos del jovencito.

Finalmente y con sumo cuidado entró al cuarto de su hijo y sacó unos jeans oscuros que ya no usaba por no ser exageradamente grandes, como a él le gustaban. Los tomó y ayudó a Bill a ponérselos, tomó unas medidas y comenzó a cortar y re-coser, hasta que el resultado, fueron unos ajustados y sensuales pantalones para el bello alien. Tomando una de sus propias playeras negras, Simone instruyó a Bill de vestir sus nuevas prendas.

Ambos reían ante el resultado, frente al espejo Bill no podía creer que la imagen de vuelta era él, ya no parecía el gemelo de Tomi, se sentía bien, se sentía lindo y sus risas melodiosas terminaron por despertar al rastudo, quien al no ver al alien en su cama, salió corriendo de la habitación y llegó sólo en bóxer al cuarto de su madre.

¿Dónde está Bill? —gritó, pero se congeló al ver al hermoso muchacho frente al espejo. Lo miró de pies a cabeza y sonrió al reconocer la mirada dulce e inocente de su adorado alienígena.

Hola Tomi, buenos días —dijo casi cantando. Se balanceaba de un pie al otro, aún inseguro de dar pasos sin apoyarse.

Dios mío, ¿dónde está mi hermoso Bill?

Aquí estoy —dijo él, sonriendo, sintiendo la felicidad de Tomi, mediante su conexión.

Es mentira, este chico es mucho más guapo y sexy que mi dulce e inocente Billy —dijo acercándose lentamente, casi como un depredador.

Voy a preparar el desayuno —comentó Simone, al ver las intensiones de su hijo.

Jaja —Rió el chico, al sentir la manos de Tom aferrarse a su cintura.

Te ves magnifico —susurró a su oído—, te amo, no necesitabas cambiar tu estilo para eso ¿lo sabes? —El ahora pelinegro asintió—. De todos modos, te ves increíble.

Lo sé —Rió el moreno y alzó una ceja, de una manera que erizó los vellos de la nuca del humano.

Continuará…

Wow los cambios siempre son buenos jejejeje ¿Comenzará la interacción con el mundo? O ¿mantendrán a Bill oculto? Lo averiguaremos pronto.

Gracias por seguir leyendo

Escritora del fandom

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.