Polvo de Estrellas 4

Polvo de estrellas”

Drabble 4: Alien

Su amigo” había accedido a mostrar su verdadera apariencia ante el ahora joven Tom Kaulitz, ambos estaban sorprendidos por tal decisión, pero ya habían esperado demasiado tiempo y necesitaban encontrarse como realmente eran.

Tom… —pidió la voz—, por favor no te asustes —Sonaba tan afligido, que el chico de rastas asintió y se prometió a sí mismo que aunque fuera la criatura más horrorosa del mundo, él permanecería allí con él, como cada año.

Un ruido se oyó y luego una luz extremadamente intensa brilló frente a Tom, tuvo que cubrirse los ojos para no enceguecerse, era como mirar directamente al sol. La garganta se le secó y las manos le sudaban, estaba tan nervioso.

Después del brillo inicial, especialmente intenso, la luz bajó un poco, permitiéndole al joven mirar. No había nadie allí, era sólo eso… luz. ¿Cómo alguien podía ser sólo luz?

Aquí estoy —dijo la voz, mucho más fuerte esta vez, casi a su lado, él no retrocedió ni un centímetro y miró directamente a la fuente luminosa.

Gracias —dijo sincero, esto rompía todas sus expectativas, le aterraba, pero aun así, las mariposas no dejaban de bailar en su vientre—, este es el mejor regalo de cumpleaños que hubiese deseado.

Sí, comprendo cómo te sientes.

Ahora que estás aquí, de esta manera —dijo el rastudo—, dime… ¿podrías decirme tu nombre? —La luz pareció moverse y vacilar.

La manera por la que me reconocen —dijo la voz—, es extraño, no es tan simple como un nombre, es más bien un sonido.

¿Puedes hacerlo para mí? —pidió el chico feliz, con una sonrisa coqueta, la luz pareció removerse nuevamente y Tom se sintió bien, no era el único nervioso y eso le gustaba.

La voz se dejó escuchar a través del viento, emitiendo un sonido prolongado y hermoso, Tom sintió escalofríos recorrerle la espalda y sonrió.

Es hermoso —dijo cuando acabó.

Pero lo olvidarás.

Claro que no, sonaba algo así como B-i-L —Trató de alargar el sonido y la luz pareció reír—. Hey, que no lo hago tan mal.

No es eso —Volvió a reír la voz—. Es que tienes razón.

Entonces te diré Bill.

Me gusta.

Y a mí

Tom se acercó a la luz y se quedó directamente frente a ella, esperando algún tipo de movimiento, que nunca llegó.

¿Puedo tocarte, Bill? —preguntó tímidamente.

No de esta forma.

Quiero hacerlo —comentó Tom, sincero y ruborizado.

Puedo hacer algo, pero entonces…

¿Entonces?

Sabrás toda la verdad.

Acepto.

La luz entonces, dejó de ser sólo una burbuja luminosa, comenzó a tener formas, extremidades, un tronco, cabeza, aunque manteniendo su brillo.

Levanta tu mano —pidió, y Tom levantó su mano derecha. La mano energética la tocó e instantáneamente adquirió la forma de una mano humana. Tom estaba maravillado y luego alzó su otra mano, repitiéndose el proceso.

La luz se acercó más al cuerpo del rastudo y pudo crear un torso y las piernas se definieron de inmediato. Estaba desnudo, era delgado y su piel era muy pálida. Tom quiso mirar a otro lado, pero simplemente no podía, estaba demasiado absorto en lo que ocurría frente a sus ojos.

Cierra los ojos —pidió la voz y el chico obedeció. Sintió como una ligera vibración rosaba sus labios y sin poder evitarlo abrió los ojos, sólo para encontrarse con un rostro idéntico al suyo. El cabello rubio oscuro, caía en cascadas por los hombros desnudos de Bill, y una vez terminada la transformación, sus labios esbozaron una gran sonrisa.

Dios mío… —fue la expresión de extrañeza de Tom.

Continuará…

¿Por qué son iguales, si no son gemelos? ¿Tendrá miedo Tom de este ser que es idéntico a él? ¿Serán ciertos los rumores de los extraterrestres que vienen a robar la identidad de los terrícolas, para estudiarlos? Todo esto y más en la continuación.

Escritora del fandom

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *