Travesuras en el Laboratorio 2

Sé que el tema es algo delicado y debería ser tratado con seriedad, pero la naturaleza de Pinky y Cerebro, en este caso de “Tomi & CereBrill” es muy divertida, así que no me he podido resistir a seguir con el toque pervert lleno de inocencia en este fic. Espero les siga gustando. Besos y a leer.

Travesuras en el Laboratorio” Fic Twc de MizukyChan

Capítulo 2: Equipo

&   Día 1   &

Una vez tomada la decisión de ayudar al hermanito de Georg, Kazimir corrió hasta ubicarse frente a la máquina de ADN, mientras Gus transportaba a los roedores gemelos, posándolos sobre la superficie de un mueble  junto al gato.

CereBrill, tengo miedo de Kazimir. —Chilló el ratón mayor, escondiéndose en el cuello de su hermano. Pero el felino se acercó más a él, pasando su peliaguda lengua por toda la cabecita blanca—. Me está besando. ¡Waaaa!  —Gritó fuertemente y el humano volteó por los fuertes chillidos.

Kazimir, mejor le das espacio a Tomi o lo matarás del susto. —Cogió al gato en sus manos y regresó a los controles de la máquina, oprimiendo el botón de encendido.

El rayo de luz brilló en todo el salón central del laboratorio y luego, dos jóvenes rubios se mostraron en su gloriosa desnudez. Gustav se espantó y con las mejillas sonrojadas, salió de allí.

¡Batas!  Debo buscarles batas blancas.  —Salió disparado hacia el pequeño lugar donde guardaban los vestuarios.

Kazimir, entre tanto, fue directamente hasta el rubio mayor, contorneándose entre las piernas de Tom, quien se aferró al cuerpo desnudo de su gemelo, frotándose vigorosamente contra él, sin darse cuenta de que eso solo gatillaba una enorme erección en ambos.

Aahh, mmm. —Gimió Brill al sentir que la polla de Tom estaba prácticamente entre sus nalgas—.   ¿Tomi, qué haces?    —Trató de preguntar entre jadeos.

Me mmm escondo de Kazimir. —Al ver que el gato lo seguía, Tom volvió a girar, quedando frente a Brill, frotándose directamente contra su pene, gimiendo en el proceso—.   Aahh, mierda que rico.

¡Hey!  —Gustav había vuelto muy deprisa, cargando tres batas blancas y se quedó de piedra al ver la escena porno frente a sus narices—.   ¿Qué hacen?

¡Huyo del gato!  —Gritó Tomi, pero sin dejar de frotarse contra Brill, quien no oponía resistencia. Tras haber descubierto los placeres del sexo, era muy difícil no sucumbir ante los deliciosos roces que su gemelo le provocaba, nublando la razón de su mente.

¡Kazimir, deja en paz a Tom o no te transformo!  —Amenazó el científico, sabía que el felino no podría cambiar de forma individualmente, por las garras que poseía. Así que comprendiendo la advertencia, el gato gruñó y se alejó de los rubios, para saltar sobre el mueble, donde esperaría su turno para el cambio.

Gustav se dirigió hasta la máquina de ADN para volver a oprimir el encendido, pero se congeló al oír un gemido ronco, que solo podía significar una cosa: “orgasmo”. La luz del rayó ardió y nuevamente un humano se mostró desnudo ante él.

Toma Kazy, ponte esto. —Le extendió la bata blanca y muy temblorosamente giró hasta el par de gemelos, quienes estaban abrazados con las piernas temblorosas—.  ¡Joder, chicos!

¡Oh, sí, que jodidos están ustedes! —Gruñó Kazy, corriendo hasta la pareja, para separarla y entregarle una bata a cada uno—.   ¡Vístanse!

Creo que mejor se lavan. —Sugirió el humano de gafas—.  Al baño, ahora y por favor… no sigan con estos jueguitos. Se supone que debemos ayudar a Georg.

¡Papi Geo!   —Gritó Tomi al ver a su adorado padre en el umbral de la puerta—. ¡PAPÁ, NO TE MUERAS!  —Gritó otra vez, emprendiendo la carrera hasta el castaño, quien estaba totalmente sorprendido de ver a sus mascotas nuevamente como personas, hacía más de una semana que habían decidido permanecer como roedores y verlos así era muy agradable, sobre todo en esos momentos tan tristes. Aunque algo en la frase de Tomi le llamó la atención.

¿Qué?   —Recibió el abrazo apretado de su hijo e insistió—.   ¿Qué dijiste, Tomi?

¡No te mueras, papi Geo!  —El agarre del rubio era fuerte y de pronto estaba llorando.

Hey, pequeño, nadie va a morir.

Robert puede morir y si él muere, tú te morirás de pena, y si tú te mueres de pena, entonces todos nos morimos  —dijo casi sin respirar el ex ratón, haciendo que todos los presentes abrieran grandemente los ojos, sorprendidos ante los lúgubres pensamientos del ingenuo Tomi.

Cálmate Tomi. —Dio suaves palmaditas en la espalda de su hijo y de pronto sintió algo húmedo en su ropa—.  ¿Por qué me estás mojando, Tomi?  —Se separaron con cara de interrogante y entonces el castaño vio que su hijo estaba lleno de semen, mojando también su bata blanca.

Oh…

Será mejor que vayan al baño a limpiarse, chicos    —dijo con una sonrisa.

¡Deberías regañarlos, Georg! —Gruñó Kazy, cerrando los botones de su bata—. Se supone que seríamos humanos para ayudarte y ellos ya están medio follando por todo el laboratorio.   —El castaño quiso reír ante los celos del gato, pero no dijo nada.

&

Mientras los gemelos se limpiaban en el baño, supervisados por Gustav, el castaño había preparado café para todos y una leche para Tomi, quien se ponía demasiado hiperactivo con la cafeína.

Toma Kazy. —Le entregó uno de los tazones con motivos de gatos que Gus guardaba en el estante de la cocinilla—.   ¿Podrías repetirme lo de hace un rato?

¿Eh?  —El moreno lo miró curioso, sin comprender a qué se refería con exactitud, pues él hablaba sin parar y había dicho miles de cosas interesantes en los últimos cinco minutos.

Sobre su transformación   —aclaró el científico.

Oh. —El pelinegro bajó la mirada, sintiéndose un poco triste por la compleja situación, después de todo, él también conocía al pequeño Robert, el niño había jugado con él cada vez que visitó el laboratorio—.   Bueno, los ratones y yo, quisimos ayudar a Gustav, en realidad a ustedes dos, a crear algún invento que pueda ayudar a tu hermanito a valerse por sí mismo al respirar, sea de forma natural o artificial.

Georg abrió grandemente los ojos y sintió como las lágrimas se volvían a agolpar en ellos. Un enorme nudo en su garganta le hizo imposible contestar. Estaba anonadado, sabía que su amigo Gus lo ayudaría en todo lo que pudiera para ayudar a Robert, pero nunca pensó que sus pequeñas mascotas se unirían a esta cruzada, después de todo, ellos solo eran… animales.

¡PAPI!  —El grito de Tomi, trajo de vuelta a la realidad al castaño, quien fue fuertemente abrazado por el mayor de los gemelos—.    ¡Te queremos papi Geo!

Al escuchar esa afirmación, Geo asumió que sus mascotas no eran solo eso. Tal vez preferían vivir como roedores encerrados en una jaula, pero ellos eran seres pensantes, con sentimientos y por sobre todo, ellos eran… su familia.

Yo también te quiero Tomi —dijo correspondiendo el abrazo, pero luego estiró una mano—.  A ti también CereBrill, ven acá. —El aludido respondió con el rostro serio, pero dando pasos firmes, se unió al abrazo—.  ¿Kazy, Gus, ustedes no me van a dar amor?  —Los dos seres restantes se unieron al abrazo de oso, con sonrisas en los labios.

¡Lo salvaremos, Geo!  —dijo Gus con seguridad—. Tenemos el mejor equipo de trabajo.

Somos un gran equipo    —comentó Brill estando de acuerdo.

Y nuestra tarifa es solo de leche y queso  —agregó Kazy, besando la mejilla de Tomi, a quien tenía muy cerca.

Aquí están los mejores cerebros de la ciencia.  —Afirmó el castaño, sin soltar el abrazo.

Sí, CereBrill es el cerebro de la familia.  —La voz animada de Tomi hizo saltar en carcajadas a los presentes.

Después de largos segundos, el grupo se separó, quedando todos de pie en un círculo, donde todos se miraban a la cara. Las facciones de todos, excepto Tomi, se tornaron serias, hasta que el más interesado habló—.    ¿Y qué es lo que haremos?

Tomi dio un paso al frente, quedando en el centro del círculo, todos lo miraron con emoción, porque por primera vez parecía que diría algo con mucho sentido. El ex ratoncito empuñó la mano y dijo con resolución—.   Tratar de conquistar el mundo.

&   Continuará   &

Jajajajajajaja Parece que Tomi nunca se pondrá serio ¿o sí?
¿Creen que este equipo de trabajo sea capaz de crear algo que efectivamente ayude al pequeño Robert? ¿Podrán idear una forma para que el niño logre respirar por si solo? ¿O solo serán buenas inten
ciones que jamás se podrán concretar? Después de todo, solo tienen una semana. Bueno, lo sabremos con los siguientes capítulos.
Los invito a comentar por el fic. Beso
s a todos y gracias por la visita.

Escritora del fandom

2 Comments

  1. Jajajajaja Kazy ^//^ ese gato sexy ya le llegará su propio Tom♡
    Jajaja es inevitable que estos ratones ya siendo humanos hagan caso a los placeres del sexo..lo es^//^.
    Tomi no deja de ser ese tierno ratoncito .

    • Esa es la magia de los fics, Ady. En este caso, la magia es que Tomi siempre será el ratoncito tierno que ama a su CereBrill (como al cereal jajajaja)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.